Los Buenos Hijos

-Suele suceder que cuando un padre envejece los hijos perciben su debilidad y entonces le van imponiendo decisiones que pueden no agradarle y el pobre anciano tiene que aceptarlas porque ya no puede defenderse.

Sucede como en las manadas de leones cuando el macho dominante va perdiendo sus facultades por la edad los jóvenes hijos lo perciben y se enfrentan a él y lo obligan a dentelladas a abandonar malherido la manada eso si no le causan la muerte.

-Evidentemente tenemos instintos animales por eso conviene tener en cuenta el consejo que hace miles de años nos dieron los griegos “conócete a ti mismo” de ése modo sabremos de los instintos que anidan dentro de nosotros y podremos actuar en consecuencia.

-Evidentemente con nuestra actuación podemos acelerar o prolongar la vida de nuestros ancianos por eso debemos conocer qué intenciones e instintos viven dentro de nosotros.

-No debemos tener miedo a conocernos y saber cómo somos realmente porque la verdad siempre es bueno conocerla.

-Y servirá para controlar mejor nuestros instintos animales.

-Estoy de acuerdo contigo.

-Me alegro hermano.

Nuestro Anciano Padre

-Querido papá, ¡cómo pasan los años!, parece que fue ayer cuando me sentabas en tus rodillas y me balanceabas en aquella mecedora.

Parece que fue ayer cuando yo era un niño, luego adolescente y joven y ahora adulto.

Toda mi vida me he sentido protegido, estando tú y la mamá todo estaba controlado y no tenía que preocuparme de nada y mi sueño era tranquilo y confiado, vosotros pensabais por mí y todo estaba bien.

Hace once años que la mamá nos dejó, y sobrevivimos los cuatro, mis hermanos tú y yo.

Pasa el tiempo y poco a poco de momento nos damos cuenta de que ya está bien de pedirte y exigirte, caemos en la cuenta de que se están volviendo las tornas y una persona tan Fuerte, Autoritaria y Tierna como tú vuelve a convertirse en un niño desamparado y necesitado de ayuda.

Y mis hermanos y yo (tus hijos) nos resistimos a aceptarlo y estamos pendientes de ti como tú lo estuviste de nosotros………..

No se te puede pedir más y eso tus tres hijos lo sabemos.

Duerme tranquilo papá tus hijos velan tu sueño.