No me hables de buenos y malos

Foto de Joaquín Sarabia 

No me hables

No me hables de buenos y malos.

Porque sabes

Que todo depende del momento

Y la presión .

Yo puedo ser bueno

Pero en otros momentos

Puedo ser malo.

Los que dividen

En buenos y malos

Ellos se ponen siempre con los buenos.

Queridos

Buenos y malos somos todos

Según el momento

Según las presiones.

Lo correcto

Es decir que somos humanos.

Y el humano

Puede ser bueno

Y puede ser malo.

Queridos

Hagamos la vida cómoda. 

Seamos amables

Tratemonos bien

Y seremos menos malos.

Un niño nuevas esperanzas

Foto de Joaquín Sarabia 

Un niño

Nuevas esperanzas.

Cuando un nuevo niño nace

Nacen nuevas esperanzas.

Nuevas esperanzas

Para todos y todas.

Para los padres

Son una nueva meta.

Para enseñar y crear un ser humano mejor.

Mejor que ellos.

Para los demás la esperanza de que el mundo mejore.

Un niño

Un niño es una promesa de futuro.

Y el niño

Nos mira y mueve sus bracitos

Y mueve sus piernecitas. 

Y está atento

Esperando nuestro mensaje

Con sus ojos

Muy abiertos.

No lo decepcionemos 

A el y a nosotros mismos.

Es una promesa

Y debemos aprovecharla.

Con amor

Y con las palabras adecuadas.

Enseñemos

Y amemos a ésa promesa.

Nos jugamos

El futuro.

Los límites de mi maceta…

Foto de Joaquín Sarabia 

Los límites

Todos tenemos límites .

A mi me los marca mi maceta

Las leyes

El derecho de los demás .

Porque

Mi libertad llega hasta donde empieza la del otro.

Por éso

Todos tenemos

Y vivimos

En nuestra maceta.

Hay límites en la vida de todos y todas

Porque la libertad total

Hay que vivirla en compañía.

Porque la verdadera libertad

Habita en nuestro interior.

Porque el espíritu libre

Necesita poco espacio.

Porque con amor somos más libres.

Porque hay que compartir.

Me basta con mi maceta

Y vuestro respeto

Y vuestro amor.

El hombre que recordó su niñez

Foto de Joaquín Sarabia 

Había un hombre

Maduro

Que recordó su niñez.

Y se vio rodeado de cosas grandes

De personas grandes

Y de amor.

Recordó que le dieron mucho amor.

Se acordó de la primera vez

Que fue al colegio.

Se acordó de sus primeros amiguitos.

De sus juegos

De como ganaba

Y como perdia.

Se acordó de sus abuelos

Y se entristeció .

Porque su abuelo fue muy especial

Las lágrimas asomaron a sus ojos.

Luego lloro al recordar

A sus padres……

Ahora vovía a ser niño

Pero ellos no estaban

Era nuevamente niño

Pero solo.

La edad le hacía niño

Pero estaba solo.

La tristeza le invadió 

Sólo le quedaba ya

El último paso

Para reunirse con sus abuelos

Y con sus padres.

Y lleno de resignación

Se quedo dormido en su sillon .

Al amanecer y ver el sol

Se dijo

“La vida es una bendición y yo aun estoy vivo”.

El niño y su perro

Foto de Joaquín Sarabia 

Había un niño

Y un perro.

El niño no tenia hermanos

Y tampoco amiguitos

En el pueblo había pocos habitantes.

El niño hablaba con su perro

Y los dos marchaban a cuidar del ganado de ovejas.

Pasaban todo el día en el monte

Y hablaban.

Un dia el niño pregunto a su perro

Amigo ¿si apareciera una manada de lobos que haríamos? 

El perro que se llamaba “amigo”

Rápidamente se puso en pie

Era un mastín leones

Y el niño se tranquilizó

Porque pensó

Amigo puede con varios lobos.

Regresaban con el ganado

Cuando varios lobos aparecieron

Y amigo les plantó cara.

Incluso dio un revolcon a un lobo

Los otros lobos se retiraron.

El niño sintió un gran orgullo

Y pensó que tenia el mejor amigo del mundo.

Se abrazo a Amigo y este lo lamió. 

Contó a sus padres lo sucedido

Y Amigo tuvo una ración especial de cena.

Por la noche el perro y el niño

Comentaron lo sucedido.

Y no había duda

Que se entendían

Perro y niño eran amigos

Amigos de verdad.