Somos los mismos.

– Es una pena que cuando más experiencia tienes la sombra del escepticismo ya se ha apoderado de ti y entonces ya no crees en casi nada y cualquier meta a conseguir consideras que es inalcanzable por ser los humanos como son.

-Suele pasar, pero también hay hombres y mujeres que hasta el fin de sus días han conservado la fe en que nunca es tarde para que mejoremos y han conservado sus sueños como su mejor tesoro, siendo en algunos casos causa de desgracia para ellos.

-Estamos en tiempos en los que se valora la juventud y se va apartando a los veteranos de la sociedad y de los puestos de influencia y eso no creo que sea bueno porque pueden ayudar mucho para hacer el cambio de generación mejor.

-Sabes una cosa, hemos avanzado mucho técnicamente y hemos hecho grandes descubrimientos científicos pero como personas apenas si hemos dado algún paso, porque somos iguales que hace miles de años.

-Es verdad, seguimos siendo esencialmente humanos (guerras, cuidado de padres e hijos, egoístas e injustos..etc etc ), no, no hemos cambiado en lo esencial por lo que tengo pocas esperanzas en el futuro.

-Sí, es complicado mejorar personalmente.

-Parece imposible.

-Esperemos que no.

-Esperemos.

¿ Qué hago Jefe?

-Sabes muy bien que siempre procuro ser justo con los que me rodean, que has desarrollado tu trabajo lo mejor que has podido, pero también debes de saber que por encima de mi hay alguien que tiene más poder.

No me refiero a otra persona me refiero a la crisis ésa es la que tiene poder en mi decisión de prescindir de los servicios de parte de vosotros.

Llevamos muchos años juntos y sabéis que lo hemos compartido todo, trabajo y beneficios, pero si ahora no reduzco la plantilla seremos todos los que nos quedaremos sin nada.

-Yo comprendo sus razones Jefe, pero nosotros cuando se nos termine el paro quedaremos en el más absoluto abandono, con nuestra edad y con la situación que estamos viviendo nos veremos abocados a la más absoluta miseria nosotros y nuestra familias.

¿Qué nos aconseja que hagamos?, porque cuando la desesperación ataca a muchos humanos hay peligro de violencia en las calles.

Usted está bien cubierto económicamente y le da igual el cierre de la empresa.

-Me conocéis de muchos años y sabéis que he trabajado tanto o más que vosotros y no olvidéis que la empresa se puso en marcha con mi dinero y créditos de los bancos a mi nombre.

¿ No es normal que tenga algo más que vosotros?.

Aunque las apariencias engañan y estoy al borde de la ruina empresarial y personal.

-No vamos contra usted Jefe porque le conocemos, pero es evidente que éste sistema económico en el que vivimos no funciona y es extremadamente injusto.

-Ése es otro debate, el debate de siempre y yo no tengo la solución………….

-Ante la desesperación cualquier intento de cambio se convierte en una meta a conseguir incluso a costa de poner en peligro la vida.

-Eso es verdad.

-Los humanos tenemos un límite ante lo injusto, porque hay enormes fortunas y gran miseria conviviendo cerca unas de otra.

-Hay que buscar la Justicia.

– Y distribuir mejor la riqueza………

-Eso parece evidente.

Las Pastillas

-Ayer soñé que existía un mundo feliz que se conseguía con pastillas, que nuestro estado de ánimo lo llevábamos dónde deseábamos tomando las dosis adecuadas de ésas pastillas.

Y tú eras una gran especialista en el uso de las dosis adecuadas.

Si querías estar alegre tomabas la pastilla de la alegría, que querías estar sereno la pastilla de la serenidad y si querías conocer la tristeza la pastilla de la tristeza.

Y me uní a ti.

Y tú hacías que yo me encontrara en el estado de ánimo que deseaba.

Me pregunté ¿porqué me uní a ella? ¿acaso sólo pensando en mí?.

Si ella controlaba mi estado de ánimo ¿controlaba yo acaso el suyo?.

Pronto me di cuenta que tendría también que especializarme en el uso de pastillas para otros.

De ésa manera podría proporcionarle el estado de ánimo que ella demandara.

Entonces me pregunté ¿Qué sorpresas nos daría la vida a ella y a mi? ¿podríamos esperar algo especial que escapara a nuestro control?.

Miré tus ojos y como no encontré la mirada deseada te pedí la pastilla de ver la mirada deseada y me la diste y vi tu mirada deseada.

Entonces me pregunté ¿y ella ve la mirada deseada en mi? y te pregunté y me dijiste que necesitabas la pastilla de la mirada deseada…………

Entonces dudé de todo, dudé de ti y dudé de mi.

Dudé del mundo entero y te pedí la pastilla de ver el mundo ideal.

Tú contestaste que ésa no existía que sólo existía la pastilla del olvido.

Los dos tomamos la pastilla del olvido y nos olvidamos el uno del otro.

Ahora estamos esperando que inventen la pastilla del recuerdo y no sabemos que estamos solos.

La Agresión

-No creas que me siento satisfecho pero a veces no podemos evitarlo y tenemos muchas dudas sobre como actuar y de qué manera comportarnos, sí, ya sé que existe la ley y que ésa debe ser nuestra pauta a seguir porque para eso está, para ser cumplida.

-Te conozco lo suficiente como para saber que controlas del mejor modo posible tu comportamiento pero en éste caso debías de castigar, el que la mala suerte se cebara en tu actuación no te convierte en culpable.

-¿Tú puedes imaginarte encontrarte con tu padre de edad avanzada en el suelo y golpeado sin piedad para robarle su humilde pensión?………..perdí el control………no pude remediarlo…….

-Te comprendo y la ley también lo hará, porque la ley también contempla las circunstancias y los hechos con sus matices.

-Nadie podrá borrar de mi mente que acabé con la vida de un joven por delincuente que fuera……..

-Es algo realmente trágico y tiste……..

-Me siento culpable.

-Sólo defendiste a tú anciano padre contra una despiadada agresión, no debes sentirte culpable fue simplemente un mal golpe.

-Sólo sé que lo volvería a hacer, es obligación de un hijo  defender a su padre.

-No te tortures ha sido una experiencia amarga y ya no puedes volver atrás.

-No debí dejar a mi padre sólo.

-No te tortures.

-Eso es algo que no podré evitar.

-Nunca olvides que me tienes a mi.

-No lo olvido.

El Partido

-No puedo aceptarte que porque me guste el fútbol soy un ser superficial y al que no le importan los problemas de la sociedad en la que vivimos, porque eso es falso.

¿Acaso tener una afición por el deporte es algo malo para alguien?.

Recuerdas aquello de que “no sólo de pan vive el hombre” pues yo combino los problemas con mi afición.

Recuerdo perfectamente aquello de “pan y circo” con el que se entretenía al pueblo para que no pensara en otra cosa, pero debes de entender que yo combino mi afición con mi afiliación y actividad en un partido político ¿acaso una cosa quita la otra?.

El deporte desarrolla valores como la colaboración en quipo, el esfuerzo común el compañerismo y la generosidad y todo eso es bueno.

Por eso no critiques que quiera ver por televisión el partido de hoy porque es muy importante para mi equipo y porque me gusta.

¿Acaso tú no tienes alguna afición?.

Seguro que la tienes y quizás menos inocente que la de ver mi partido.

Creer o no Creer

-Querido amigo yo estoy cargado de dudas sobre nuestra existencia en éste planeta, pero en una cosa creo firmemente no podemos saber si existe o no existe Dios porque somos demasiado limitados.

-Yo sí creo en la existencia de Dios porque si no ¿Cómo explicas la creación del Universo, la vida y la Tierra?, para mi sin un Creador inteligente no puedo entenderlo.

-Querido amigo, yo no puedo afirmar ni que Dios esté ni de que no esté, simplemente pienso que sólo contamos con nuestras fuerzas para mejorar nuestra vida, la de todos, lo demás ya ni me lo planteo, me parece un debate perdido en el que nadie sabe la respuesta, aunque reconozco que tenemos una naturaleza religiosa que hace que nos planteemos éstas cuestiones ante los misterios que nos rodean.

-Apreciado amigo yo creo que creer en Dios nos hace mejores, porque creernos amados y protegidos por un Padre Todopoderoso nos convierte en hijos más felices y temerosos del mal.

-Respeto tus ideas y creencias porque al fin y al cabo han existidos Grandes Hombres que han sido creyentes y Grandes Hombres que no lo han sido, sin embargo su punto de encuentro ha sido la excelencia en el comportamiento con sus semejantes siendo ejemplo para todos nosotros.

-Sabes, creer nos proporciona un gran consuelo ante la soledad de la vida.

-Sabes, encontrar ése consuelo sin usar la imaginación tiene gran mérito.

-Yo reconozco tu mérito.

-Y yo el tuyo.