Ismael García Manzanares.

Ismael era un joven español de treinta y tres años que falleció el 20 de Abril de 2012 practicando buceo en el Cenote Chac-Mool de Tulum, en Cancún (Rivera Maya) México.

Ismael nació en Alcazar de San Juan hace 33 años y visitaba habitualmente Villanueva de Ávila pueblo en el que tiene familia y amigos.

De espíritu aventurero, vivió en Barcelona, Hamburgo y trabajó como instructor de buceo en Tailandia y Australia para terminar practicando su afición como instructor de buceo en Cancún en la Rivera Maya, dónde en el Cenote Chac-Mool encontró la muerte en compañíde dos ciudadanos brasileños.

Persona muy querida, amigo de sus amigos, entrañable y cercano, los que lo conocieron recuerdan sus “rastas” y su forma amable e independiente de moverse por la vida.

Ahora que la desgracia se ha cernido sobre él causándole la muerte, sus padres Eusebio y Ana y sus hermanos Ana y Carlos lloran su ausencia junto a todos los que lo conocieron.

Su familia se ha desplazado a México y se han encontrado con que cierto sector de la prensa amarilla y sensacionalista, sin contrastar lo que informa e irresponsablemente ha perjudicado injustamente la memoria de éste joven trabajador y honrado que no merece el trato dispensado por éstos medios, guiados posiblemente por intereses poco confesables.

A continuación trascribo el comunicado público hecho por la familia de Ismael:

“Ante las publicaciones aparecidas hoy, tanto en medios escritos de México como en internet, la familia del submarinista Ismael Garcia Mazanares quiere dejar patente su más profunda indignación por el trato que se está dando a tan desgraciado accidente.

Afirmamos con absoluta rotundidad que Ismael García Manzanares era un submarinista experimentado y responsable, muy reputado y ampliamente reconocido por su valía y su trabajo en diversos países del mundo.

Así mismo, queremos expresar nuestra repulsa por los siguientes motivos:

-La falta de sensibilidad demostrada por aquellos que han sido capaces de fotografiar al submarinista fallecido y hacer públicas  dichas imágenes, incluso antes de que su propia familia pudiera reconocer el cuerpo.

-La ausencia de rigor periodístico al publicar datos falsos o, cuando menos, no contrastados con la investigación que confiamos está llevando a cabo la policía de México. Las falsas acusaciones que se están publicando contra el buzo fallecido atentan a su honor, y serán denunciadas como corresponde ante los tribunales.

-La falta de escrúpulos de quienes han robado al fallecido todo su equipamiento que, mostrado en las fotografías ya mencionadas, no ha aparecido posteriormente.

Igualmente, consideramos que va a resultar muy perjudicada la imagen internacional del turismo en México. Si los medios de comunicación del país publican imágenes hirientes, así como datos y acusaciones falsas, habrá que advertir a los posibles turistas, no sólo españoles, del peligro que corren viajando a un país que no respeta la dignidad, la honestidad, la búsqueda de la verdad. Muy al contrario, se está mostrando como un país que comercializa con el dolor y la desgracia de quienes lo visitan.

Esperamos que se lleve a cabo una rigurosa investigación de lo ocurrido durante el accidente y durante el rescate, para esclarecer lo ocurrido y eliminar toda sombre de duda sobre el buzo que, insistimos, ha demostrado sobradamente su profesionalidad y responsabilidad.

Por último, pedimos respeto ante el dolor de la familia, respeto que no debería venderse nunca por la pasajera gloria de una exclusiva periodística.”

Descanse en paz Ismael.

El Candidato.

-Ten en cuenta que ésto funciona así, tendrás que decir claramente lo que los lectores quieren oír, y además lo tienes que decir convencido, sabes perfectamente que la oposición está desgastada por lo años de poder, y ésa es nuestra baza más importante.

-Y cuando estemos en el poder ¿qué hacemos?.

-Cuando estemos en el poder y dependiendo de la cantidad de votos que tengamos pues actuaremos en consecuencia, ten en cuenta que lo importante es llegar al poder.

-Yo no sirvo para ése juego, yo pienso que lo que se promete hay que cumplirlo y por lo tanto yo no soy vuestro hombre.

-Vamos no seas niño, ésto es un juego de hombres adultos, en donde nos jugamos nuestro futuro y el de los nuestros, es el juego de la alternancia, ellos han estado y ahora nos toca a nosotros, no te plantees otras cuestiones porque entonces querrás acabar con más de treinta años de Democracia, y también tenemos la historia, recuerdas liberales y conservadores, ¡pues éso!.

-Mira, yo lo que veo es un sistema bastante corrompido, gobierno y oposición, el formado por éstos dos grandes partidos es algo que no puede mover a nadie con ganas de luchar por el país, por éso abandono, no me gusta el juego del poder por el poder, sin ilusión y sin ganas de hacer lo que realmente se debería hacer, porque los compromisos y las ataduras son demasiado fuertes y estamos atados de pies y manos.

-Está bién, abandona, buscaremos a otro, no nos será difícil, ante la perspectiva de victoria lo que sobran son aspirantes, me da pena por tí, eres un buen líder, pero claro siempre hay que someterse al partido ¿entiendes? al partido.

-Sabes lo que te digo, no tardará en aparecer otra fuerza política que devuelva la ilusión y las ganas de hacer cosas, de luchar por nuestro país, una fuerza libre de ataduras que hable claro y las personas entenderán.

-Mientras tanto amigo, nosotros en el poder.

-Sí. éso es así.

Silvia.

¿Recuerdas los tiempos pasados?, aquellos en los que de tiempo en tiempo acudía en tu búsqueda, de forma acelerada, con el deseo de verte, para comentarte con ansiedad, con fuerza, todo lo que se pasaba por mi mente, y todo con toda la sinceridad que podía poseer en aquellas circunstancias.

¡Qué tiempos aquellos!, tú estabas en el hospital, y en cierta ocasión me vi rodeado por aquellos seres humanos privados de libertad, tras aquella puerta metálica, que como zombis me miraban, me tocaban y preguntaban, yo trataba de responder a sus preguntas, y quedaba impresionado de tu trabajo.

A tí te gustaba el trabajo de hospital, estar en la vanguardia de la medicina con enfermos crónicos a los que era tan difícil llegar, con los que comunicar algo sólo podía intentarse desde el sentimiento de comprensión y de afecto, ésas cualidades que siempre tuviste.

Yo, llegaba a tú hospital lleno de curiosidad, quería contarte algo que fuera interesante para tí y para mí, consideraba que mi mejor refugio en los momentos oscuros era en tu despacho, allí dónde tu figura se angrandecía y llenaba toda la planta.

Tu sensibilidad femenina, tu enorme inteligencia y tu amor por tu profesión y por el género humano, lo percibíamos los que estábamos tratados por tí, por éso cuando la noche se acercaba salía corriendo en tu búsqueda, para encontrar refugio, alivio y esperanza.

Esos tiempos quedan ya lejanos, pero se mantienen vivos en mi memoria.

Ahora desde la distancia y cuando nuestras actividades son distintas, yo recuerdo lo importantes que pueden ser algunas personas, que ejercen la profesión médica con verdadera dedicación y amor por sus pacientes.

Carta a mi Madre.

Querida mamá, recuerdo que en tu lecho de muerte me dijiste que abandonabas éste mundo preocupada por papá y por mí, no te faltaba razón,  a los dos nos eras muy necesaria.

Papá fué fuerte, más de lo que pensábamos mis hermanos y yo, resistió tu ausencia heróicamente, sabes que nunca fué hombre de amigos y bares, su vida se centraba en tí y en su trabajo por lo que tenía pocos lugares de avasión para refugiarse de tu ausencia.

Papá y yo comemos todos los días juntos, y nos hacemos compañía, sabes que nosotros, aún sin hablar, nos sentimos acompañados el uno por el otro.

Agún día al llegar a vuestra casa le sorprendí con lágrimas en los ojos, él ocultaba sus emociones y me pedía disculpas por verlo llorar, yo guardaba silencio, porque los recuerdos se agolpan en la mente y papá sin tí es como una hoja a merced del viento, débil y abandonada.

Vive en casa sólo, se ha convertido incluso en un buen cocinero ¿quién lo diría, verdad mamá?, él que no sabia ni encender el fuego.

De vez en cuando, hacemos un viaje y visitamos a tus hermanos y a su hermano, vamos a los baños de Fortuna y en éste último hemos visitado los de Archena, ¿recuerdas mamá?, tus mejores vacaciones las pasabas en Fortuna y ¡te iban tan bién para tus rodillas!.

Yo estoy bién mamá, tanquila, estoy en las mejores manos que podía estar, ésta mujer lleva treinta años ciudando inmejorablemente de mí, por lo tanto olvida tú preocupación.

Pasan los años mamá y todos nos hacemos mayores, ahora empiezo a ser necesario a papá, contra los años él no puede hacer nada, y así como hasta ahora él ha cuidado de mí, yo en justa correspondencia podré acompañarlo, y no creas que es ningún sacrificio, más bién es un placer, aunque duele infinitamente verlo envejecer.

Querida mamá, te he escrito éstas letras, porque tu recuerdo me ha llegado con fuerza, como la ola de la canción, y no he podido hacer otra cosa que escribirte, ya que hablar contigo no es posible.

Un beso, mamá.

Te Necesito.

No, no creas que es por tí por lo que ahora estoy triste, porque no es así, estoy triste por multitud de causas en las que tú apareces sumando una más en la multitud de razones que tengo para estar triste, triste y fracasado.

Seguramente lo más importante para no sentirte fracasado esté en no marcar metas demasiado altas, metas que al estar fuera de tu alcance siempre te proporcionarán malestar y sensación de fracaso, pero son multitud los caminos que podemos recorrer en la vida, y las circunstancias varían a cada momento, y lo importante siempre, no es el éxito o el fracaso, lo que realmente importa es cómo nos sintamos nosotros, porque ¿cómo medimos el éxito en la vida? o ¿cómo se mide el fracaso?, todo es cuestión de ilusión o desilusión y más que nada, ¿estamos felices? y poder responder afirmativamente.

Antes vivía mejor, estaba lo suficientemente dormido como para no ver la realidad, y la vida transcurría tranquila en el convencimiento de que había cumplido las metas y todo estaba bién.

Ahora que la edad va avanzando he despertado, y ha sido un mal despertar.

He visto el camino recorrido y lo veo oscuro, toda una vida oscura, y no veo destellos de alegría, por no tener, no tengo ni recuerdos que merezcan la pena, y ante ésto ¿qué puedo esperar de lo que me resta de vida?.

Ya me veo convertido en un viejo que critica y odia a todos aquellos a los que mira desde abajo, a los que considera triunfadores, y si algo huele a excelente, a superior en formas y hechos, en ésos casos la sangre se vuelve veneno y el espítitu se subleva y la envidia aparece grande y poderosa, y todos los deseos de desgracias y de fracasos se apoderan de uno, y sólo deseas que los demás, todos los demás sean pequeños y miserables como tú mismo.

¿Comprendes querida?, cuando no conseguimos lo que creíamos tener, es cuando descubrimos ésa parte fea y oscura que entra a gobernarnos, y nos convertimos en enanos envidiosos y oscuros, y yo no quiero éso para mí, asi que por favor querida ¡sácame de éste pozo!.

Quizás sólo sea una percepción infantil, sí, creo que es éso, debo de hacerme adulto y mirar las cosas como son, sin exagerar las medida y quizás así logre salvar algo de mi.

Querida, no me abandones, te necesito más que nunca, para vencer en ésta postrera batalla por mi propia estima y la del mundo.