La Cena

-Habíamos conservado nuestra amistad con el paso de los años y solíamos juntarnos los cinco por lo menos una vez al año.

Nuestra vida no fue lo que se dice una balsa de aceite, en nuestra juventud con las luchas políticas y después las luchas de la vida.

En la última reunión los cinco estábamos bien, con más años encima, pero sin contar los achaques normales nuestra salud funcionaba.

Y como siempre charlamos, comimos y bebimos brindando por los viejos tiempos sin faltar algún brindis por los nuevos.

Tuve a mi lado a Jesús y lo encontré como siempre, nada me hizo pensar en  algo que saliera de lo habitual.

Sonó el teléfono y después la fatídica noticia, Jesús había aparecido colgado del cuello y sin vida en el jardín de su casa.

Sus problemas se los llevó con él y me hizo pensar si realmente nos preocupábamos unos por los otros aparte de ésa cena anual.

En realidad nos reuníamos por costumbre, pero lo desconocíamos todo unos de otros.

24 comentarios en “La Cena

  1. Esos encuentros anuales los encuentro muy bien, por eso de recordar viejos tiempos… pero en realidad poco sabemos de esas antigüas amistades, nosotros mismos, hemos cambiado mucho alegrías y ante todo penas, pero en una noche de encuentro anual no vas a explicar este problema o el otro, esas “amistades”, aunque nos una nuestra niñez o juventud, no son amistades reales, las amistades buenas, son esas de las que nos preocupamos o se preocupan por la vida cotidiana, con sus alegrías y penas. Yo había ido a unas cuantas cenas, pero es lo que tu dices… no nos conociamos y hace años que no he vuelto.
    Me gustan tu entradas….

    • Es lo que suele pasar que el tiempo nos aleja y al final somos casi como unos extraños que lo desconocemos todo de los otros.
      La amistad tiene que ser alimentada día a día.
      Muchas Gracias Rosa.
      Un Fuerte Abrazo querida amiga 🙂 .

  2. Es tan real lo que nos cuentas, Joaquin!
    Esta bien las cenas o las comidas con antiguos compañeros, pero la realidad es que el tiempo pasa y hay amistades que no permanecen.
    Un gran abrazo!

  3. En realidad la mayoría de las reuniones y celebraciones son superficiales…no existe esa comunicación que realmente nos lleva a la amistad, al conocimiento de las personas que tenemos enfrente. Es triste. Besos Joaquin. Elssa Ana

  4. Hay amistades que se sostienen por el recuerdo de los que fueron. Otras nos permiten ser nosotros, sin fingir ni disimular. De cualquier manera la suerte está echada en algún momento para todos, pero es bueno reflexionar acerca de lo que decimos, sentimos y compartimos con los que llamamos amigos.

    Un abrazo para ti y para tu ciudad primaveral, Joaquín.

    • No todo el mundo puede entrar en el grupo de los llamados amigos y el tiempo y la distancia reduce su número.
      Gracias Bella.. en éstos momentos tenemos una ola de calor Africano.
      Un fuente Abrazo querida Amiga 🙂 .

  5. Que lastima y tristeza, ocurre que a veces las obligaciones y estrés no nos permite dedicar todo el tiempo nos gustaría a las personas queridas aunque una llamada en ocasiones y con la tecnología que tenemos ahora no debemos descuidar a nadie.Un beso extenso Joaquin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .