No seamos tontos.

-Queridos amigos todos sabemos que cuantos menos problemas tenemos con los que nos rodean mejor vivimos y mejor nos encontramos de salud.

Si eso es una realidad yo me pregunto ¿Por qué no tratamos de reducir los problemas al mínimo posible?.

Es evidente que tienen que haber problemas y roces entre unos y otros pero sabiendo que todo funciona mejor e incluso nos sentimos mejor ¿no merecería la pena esforzarnos por reducirlos al mínimo?.

Yo creo que si.

Es más pienso que es posible.

Para que sea posible hace falta buena voluntad entre unos y otros.

Buena voluntad incluso entre los diferentes pueblos y las diferentes creencias.

Queridos amigos ¿acaso no sabemos ya que todos somos humanos?.

¿Acaso no sabemos ya que somos semejantes en lo básico?.

Debemos ser un poco deficientes para permitir que el odio y las envidias amarguen nuestra vida y nuestra salud.

Pensemos un poco.

¡¡No somos tan tontos!!.