El reloj.

image

                   Foto de Joaquín Sarabia

Me regalaste un reloj

Y me dijiste, para que no tardes mucho en verme

Hoy todo ha cambiado

Y las horas de mi reloj pasan

Pasan muchas horas

Y no te veo

No sé qué ha sido de tí

Y me has olvidado.

La vida a veces es triste

Y es especialmente triste cuando alguien a quién quieres no aparece.

Miro mi reloj

Es la hora que te conocí

Sin embargo tú no estás

La tristeza me acompaña

Acompaña todo mi ser

Y miro mi reloj ése que me regalaste y veo que todas las horas que marca son tristes.

¿dónde estás?

¿eres feliz?

Lo importante es que seas feliz

Yo soy infeliz

Y sigo mirando el reloj que me regalaste.