Rivales.

-¿Tú crees que lo que vemos es todo lo que hay?¿tú piensas que no hay nada más que opiniones, carne huesos y sangre?¿te has imaginado que estamos aquí y ahora en éste punto del Universo sólo por casualidad, que no hay nada raro, nada sospechoso y que éste insignificante punto de la Galaxia es todo lo que hay?.

-Mira amigo déjate de galaxias y mundos ocultos que no nos llevan a ningún sitio, sólo podemos y debemos concentrarnos en nosotros y en los que nos rodean y tratar de mejorar nuestras vidas, las de todos los humanos y animales y vegetales, lo demás ni nos importa ni podemos comprenderlo y quienes piensan en galaxias universos y dioses extraños con vidas en otras vidas, sólo son cobardes que no tienen el valor de enfrentar los problemas que nos rodean y nos hacen sufrir.

-Amigo mio como podrás combatir esos problemas comunes sin pensar en algo que nos trasciende,  porque si no tienes otro pensamiento tenderás a cobrar tus servicios de algún modo e inevitablemente necesitarás distinguirte de los demás, en poder en bienes materiales y al final subumbiras y serás sólo un corrupto más.

-Sabes a veces me debato entre lo que hago y si realmente me ha merecido la pena.

-Sabes una cosa, yo me he creado mi refugio y cuando viene el mal tiempo entro en mi gruta y allí imagino y sueño y de ése modo mi mundo me recompensa.

-Querido tú buscas lo mismo que yo con la diferencia de que yo no puedo soñar y tú si.

-Al final todo es indiferente y si pensamos así que “todo es indiferente” sólo podremos entrar en el camino de la degeneración que termina en la extinción en el todo da igual, y si todo da igual ya no merece la pena vivir ni luchar, sólo mantenernos en el poder por el poder y vivir en la simple corrupción.

-Tú y yo no podemos ser amigos porque te odio, odio tu fuerza moral y odio que creas en algo decente.

-Yo tampoco puedo ser tu amigo y lucharé para acabar contigo.

8 respuestas a “Rivales.

  1. Nadie está aquí por casualidad. Somos demasiado importantes como para depender del insípido azar.

    Yo, en vez de lejanas galaxias, me preocupo sólo del acontecer diario, que ya es más que suficiente. No me interesan las hipótesis, ni las entelequias; nada, por el contrario, llama más mi atención que la realidad. En ella, sin ir más lejos, encontramos todo lo necesario para ser felices, lo cual no quita que uno también albergue sueños. La realidad y los sueños no son imcompatibles; al contrario, si vivimos apegados a ella, los alimenta sustenta.

    Perdona si me he extendido demasiado. Interesante diálogo el tuyo.

  2. ¡Qué sería de la vida sin los sueños!. Estos llegan a ser parte de ella y muy necesaria. Según los orientales “la felicidad completa sería si no necesitáramos de nada ni de nadie para ser felices”, complicado el conseguirlo, luego todo lo que el ser humano consiguiera (materiales y personas) sería para enriquecer esa felicidad. Lo que tenemos más a mano para que esta sociedad sea mejor, es ser útil a los que tenemos a nuestro alrrededor ayudándoles en lo que podamos y en que se sienta bien.

    Interesante diálogo hermanito. Un besazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s