La LLamada.

-He recibido tu llamada y no he sabido que decirte, ha pasado tanto tiempo que no la esperaba.

Hace algún tiempo habría dado mi vida por una llamada tuya pero ahora todo ha cambiado y apenas he entendido lo que me decías.

Parece que ahora tu vida no va bien, las personas que te rodeaban y alababan te han abandonado, parece que cuando la fama se esfuma los falsos amigos huyen con ella.

Yo sigo mi vida, y no creas que no me costó olvidarte pero al final lo he conseguido.

Ahora me llamas con lágrimas en los ojos y con voz temblorosa me dices que nunca me olvidaste y que deseas volver.

¿Cómo quieres que te crea?.

Estos años pasados parecía que eras feliz con tu sueño, todos pululaban junto a ti y procuraban tu amistad y nunca te acordaste de mí.

Ahora he encontrado un poco de equilibrio en mi isla particular y no puedo atenderte.

No te guardo ningún rencor pero comprende que por mi bien debo seguir como estoy.