La Huida.

-En éstos momentos quiero y necesito comunicarme contigo, como no estás presente he comenzado a escribirte.

Son muchas las cosas que necesito decirte y me encuentro con ésta enorme distancia que físicamente nos separa.

Te has marchado para ayudar a los niños pobres me dices, que los países del tercer mundo necesitan nuestra ayuda, y yo no te lo niego pero miro más adentro, más profundo y veo en ti otras causas.

Querida, demasiado sabes que en nuestro país hay necesidad, que la crisis también ha hecho aparecer entre nosotros niños mal alimentados y que viven abandonados en las calles, por lo que no necesitamos viajar a lugares remotos si queremos ayudar contra la malnutrición y la pobreza.

¿Por qué te has marchado tan lejos?,¿qué causas tienes para buscar la distancia con tu mundo?.

Deberías saber que antes de tomar decisiones tan drásticas debemos primero aclarar nuestros problemas personales porque si no lo hacemos nuestras decisiones estarían equivocadas y llevaríamos en nuestras maletas acompañándonos todos nuestros problemas.

Creo que debes volver porque si no lo haces tus problemas te estallarán en las manos y no tendrás nadie cerca de ti que pueda ayudarte.

Te necesitamos querida.

Un beso.