¡Cómo corre el tiempo!.

-Ya me dirás si el tiempo tiene su importancia o no, porque si el tiempo se hace pesado y los días son una tortura de horas por pasar, en ése caso el tiempo es un enemigo.

Pero si los días  pasan rápido y la horas corren sin apenas darnos cuenta puede ser un síntoma de que nuestros días no son una tortura y nuestra vida es más que soportable.

Sabes, me gusta amanecer contigo y me gusta terminar el día junto a ti.

A veces pienso que si de repente me faltaras mi vida seria insoportable.

No puedo pensar en una vida sin ti.

Los años han pasado y quizás todo ése tiempo nos ha unido más y más.

Al conocernos tanto parece como si hubiéramos construido un nido confortable dónde el amor vive bien y se queda relajado y vive en su verdadero hogar.

Yo me acostumbré a ti.

Tú te acostumbraste a mí.

Y relajados se nos pasa el tiempo sin darnos cuenta.

Sólo pido que el tiempo que nos queda se alargue lo más posible siempre que pueda estar junto a ti.