El ogro que rompia todo lo bello.

Foto de Joaquín Sarabia

Habia

Habia un ogro feroz

Que destruia 

Todo lo bello.

Cuando algo era bello

El ogro lo rompía

Lo pisaba y destruía.

Era un ogro

Feroz con lo bello.

Sólo tenia una debilidad

Eran unas rosas

Unas rosas amarillas

Bellas como la luz

Y débiles cuan mariposas.

El ogro cuando las veia

Quedaba paralizado

Y extasiado

Eran su debilidad.

Un día estando mirando

Sus rosas

Unas abejas se posaron

Sobre ellas.

Y el ogro feroz

Lleno de celos

Se lanzó sobre las abejas.

Pero ¡oh! desgracia

Junto a las abejas

Destruyó sus flores.

Desde ese día

El ogro se encerró en su cueva

Y no se le volvió a ver.

Cuentan que murió

Murio de tristeza.