Nunca digas estoy mal

Foto de Joaquín Sarabia

Nunca 

Nunca digas

Nunca digas estoy mal.

Porque

Debemos callar

Callar los sufrimientos.

Suficiente

Dolor hay ya

Como para

Que nosotros lo incrementemos.

Miremos atrás

Miremos a los que sufren más

Y veremos que debemos callar

Callar nuestros sufrimientos.

Y en la intimidad

Con los más allegados

Darnos consuelo

Y aliviar nuestras penas.

No digas estoy mal

Porque a todo hay quién gane.

Y no debemos

Sembrar dolor.

Porque dolor

Ya hay suficiente en el mundo.

Y nosotros

Estamos para aliviarlo

No para extenderlo.