Nosotros.

¿Acaso crees que me vas a desanimar?

¿Piensas que puedes sumirme en la oscuridad?

¿Crees que sólo soy lo que ves?

¡No miras bien!

Nosotros somos difíciles de batir, puedes poner celadas y tramar todo tipo de trampas porque resistiremos.

¿Sabes porqué resistiremos? no, creo que tu no lo sabes, tu perteneces a otro tipo de ser, estás demasiado atado a la tierra y sólo te mueve lo que ves y sólo eres lo que tienes y no piensas que puede haber hombres como nosotros ¡seguros de nuestra valía!.

Tu naciste para morir.

Nosotros viviremos eternamente.

Sí, no rias, tu risa se convierte en un gesto ridículo y su sonido se pierde en el aire frío de tu existencia.

¡Nosotros tenemos la Herencia!.

Vosotros no tenéis nada.

A nosotros nos regalaron la luz del espíritu el soplo del futuro y la razón profunda de la existencia y nos la regalaron nuestros padres en el abrazo del amor desinteresado, del amor sin fin.

Nosotros nos reconocemos con la mirada.

Vosotros ni siquiera sabéis quienes sois.

La limpieza de nuestra mirada ilumina.

Vuestra mirada tenebrosa inquieta.

No, no es merito nuestro, a nosotros nos regalaron lo que somos.

A vosotros os robaron lo que podíais haber sido.

Ahora estamos frente a frente vosotros y nosotros.

Nosotros sabemos de vuestro odio e infierno.

Vosotros nos odiais.

Pero la vida es así o se tiene o no se tiene, pero sabed una cosa hagáis lo que hagáis siempre seréis derrotados.

podéis quitarnos la vida pero la luz seguirá en otros.

habéis tenido mala suerte porque viviendo estáis muertos.

Nosotros siempre viviremos aún después de muertos. Ya quisiéramos ya, que pudierais conocer la luz y el sentido profundo que nos hace vivir.

Pero es imposible, porque antes de nacer ya estabais muertos.