Miedo.

Todo lo humano me produce temor, cualquier cosa que haga o diga primero necesito pasarla por el filtro de los demás, porque tengo miedo a molestar a llevar la contraria y vivo en continuo miedo, es como si esperara en cualquier momento una agresión verbal o física y paso todo el tiempo en la espera.

Prefiero estar en la montaña acompañado de una tormenta con rayos vientos y lluvia torrencial a estar en compañía de los humanos, no tengo miedo a los elementos ni siquiera a la mar embravecida a bordo de una barca, no no temo a la mar y sin embargo cuando aparecen los humanos siento miedo se acaba mi libertad y estoy agarrotado de pensamiento y movilidad y no soy libre para hacer o decir nada.

Asi pasa el tiempo y yo sé que es imposible contentar a todo el mundo y que siempre tendré personas que piensen distinto que actúen distinto pero es que no tengo valor ni siquiera con los conocidos con los familiares y se que eso es una barrera para mi desarrollo y sé que cada cual tiene su personalidad y sus pensamientos y sueño con mi libertad y sigo ésta vida clandestina que no puede satisfacer a nadie, ni a ellos ni a mi.

Veo nacer el día aquí en mi cuarto y oigo la voces de los que me acompañan y me pregunto ¿que pensarian si tuvieran acceso a mi interior a mi mundo a mis convicciones más profundas?, porque tengo convicciones y el haber vivido en una cárcel rodeado de enemigos y rivales no ha impedido que tenga acceso a mi mundo y sepa que mi deber para conmigo mismo y para con los demás es mostrarme tal y como soy pero no conozco el camino y ésta timidez me pone barreras y mi mundo es una celda cerrada con un pequeño ventanuco en la altura cerca del techo.

Y hablo con mi médico y me escucha y trata de romper barreras pero se que es una lucha a largo plazo una lucha de años contras fantasmas psíquicos esos que no se ven pero precisamente por su virtualidad son tan complicados de vencer, pero tengo una esperanza y la fe suficiente para pensar que estoy en el camino adecuado y quizás mañana sea más libre que hoy, ¡quizás mañana!.