Depresión.

Ya desde hace mucho tiempo sé de renuncias, pero ahora me duele especialmente, había conseguido un ritmo de funcionamiento aceptable y estaba feliz, ahora todo se acabó, de nuevo me he enfrentado a mi mismo a mi realidad y no puedo superarla.

Y nuevamente mi cerebro se duerme bajo el efecto del medicamento y lo conseguido contigo y con el mundo pasa a ser cuestión del pasado, todo lo construido en ésta última etapa queda anulado y todo vuelve a ser oscuro.

Sí ya se que tu lo comprendes pero ¿ y yo lo comprendo?, mi vida nuevamente cerrada por obras y todo queda paralizado y ya no sé de que hablar, ni de que tema tratar y la frustración se apodera de mi y ya no pienso ni veo nada con claridad y todo se me hace cuesta arriba, cualquier labor por sencilla que sea se convierte en algo complicadísimo y no sé contarlo.

¿A quién podría contárselo? ¿quizás a ti? y aunque tu me entiendas y tratas de ayudar ¿como podria entenderme yo mismo? ¿como podria perdonar al destino algo así?.

Ya estoy en el punto no deseado, en el punto cero, ya me tengo que olvidar de lo conseguido hasta éste momento, y dejar que pase el tiempo, porque quizás dentro de unos años podré disfrutar de otra época favorable.

Mi voluntad no se rinde y ante éste problema la rendición no pasa por mi espíritu y trataré de luchar con lo que tengo y quizás el diagnóstico mejore y quizás la angustia sea menor y quizás pueda seguir escribiendo, viviendo, en cierto modo nunca es tarde y algún día podré hablar de ésta experiencia, y quizás a alguien le sirva de algo y quizás a mi mismo me sirva de recuerdo.

Escuchad nunca hay que rendirse y cuando todo esté oscuro y las luces de nuestras barca estén apagadas y nadie conozca de nuestra posición, quizás aun podamos contarlo y a pesar de los pesares podremos vivir.

 

16 comentarios en “Depresión.

  1. Supuse que tu “ausencia” se debería a alguna razón de peso, Joaquín. Lo mejor, aunque no siempre resulte fácil, es vivir en el aquí y en el ahora; el único lugar que existe y en el que no hay sufrimiento.

    Ya estás viviendo, amigo, ya estás viviendo.

    Si me permites, te dejo una recomendación. Se trata de una película: “El árbol de la vida”; le reconcilia a uno con la vida, con el mundo y consigo mismo. Uno sale del cine lleno de paz y de esperanza.

    ¡Ánimo, mucho ánimo!

  2. Joaquín, amigo no sabes como te comprendo, yo también me he visto durante bastante tiempo en ese tremendo estado de ánimo que no te permite vivir, que hace que te sientas dentro de un pozo sin fondo del que no puedes salir. Pero siempre hay un principio y un final para todo y parece que el final de este triste estado ha llegado o está llegando para ti.
    Vive, la vida es bella, yo lo supe cuando mi hermana murió. Merece la pena vivir, pon todo el empeño en ello.
    Si necesitas hablar, si necesitas comunicarte hazlo, estaré, estaremos dispuestos a escucharte.
    Un abrazo Joaquín, de corazón.

    P.D. Las luces de tu barca no se apagarán

    • Mercedes gracias por tu comentario y por tu ofrecimiento y gracias por haber estado ahi con tus comentarios interesandote, con personas asi merece la pena vivir.
      Todos pasamos por malos momentos forma parte de nosotros mismos de nuestra constitución y debemos superarnos.
      Recibe un Fuerte y Cariñoso Abrazo 🙂 .

  3. ¡¡Que alegría que escribas!!!!
    Quien dijo que esto fuera fácil??? Sabes que no estás solo, y que te queremos.
    TODOS llevamos una cruz, unas veces menos pesada, pero otras…pesa mucho!!! Dirás: “lo mio es peor” “a cada uno le duele lo suyo”…pues si, pero hasta en eso somos todos iguales, pensamos lo mismo. Y nos duele hasta el alma, y no nos levantariamos de la cama más de un día…cuantas miserias, Joaquín!!!
    No partes de “0”, estás muy arriba. Te ha costado mucho subir?? pues si, pero lo has conseguido, y ahí estás!!!! orgulloso de lo conseguido hasta ahora, y a seguir subiendo.
    Bsss.
    B

  4. Que jodido cuando eres consciente de que te pasa algo y no puedes explicarlo, solo puedes dejar que pase el tiempo y ese dejar que pase el tiempo al mismo tiempo te sigue hostigando. Es complicado decir que hay que ser fuerte porque realmente no te sientes capaz ni de intentarlo. Un abrazo fuerte para el que lo necesite.

  5. Que estado tan desolado es ese Por el que sin duda todo ser humano pasara en algún momento de su vida, si paso por ello Joaquín espero al día de hoy se sienta gratificado de todas las personas que le seguimos y le animaron en su momento, estar rodeado de buena gente suele ser buena terapia en esos casos.Un abrazo afectuoso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .