Carta a Teo

-Querido Teo, todavía estás en camino y hace poco que has salido de tu origen en las estrellas, pero ya te esperamos ansiosos.

Debes saber que eres el primer biznieto de tus bisabuelos y eso te convierte en algo único y especial.

Nunca olvides que eres especial.

Tienes una hermanita que te recibirá jubilosa y una primita que también, sus nombres son Rita y Júlia.

Querido Teo, te darás cuenta por ti mismo que eres perteneciente a la especie humana y eso no es para sentirse especialmente orgulloso pero debes saber que es la principal especie de éste planeta Tierra al que vas a pertenecer.

También debes saber que los humanos tenemos algunas virtudes y muchos defectos.

Nunca olvides que tú eres un ser único e irrepetible y que el mundo te sonríe a ti por ser como eres.

No debes creer que la verdad está en un sólo lugar porque eso no es verdad.

No hagas caso de los que siembran discordias porque ésos no son buenos.

Piensa que todos los humanos de la Tierra son iguales y sólo se diferencian en costumbres adquiridas, tú eres un humano igual a cualquier humano del planeta y no debes de hacer distinciones falsas sólo creadas para confundir.

Querido Teo, el rio de la vida sigue su curso y no se detiene, cuando seas adulto quizás yo ya no esté aquí y sólo tendrás de mi éstas humildes letras que te hablan con humildad y cariño.

Tienes a tus padres y tus abuelos ellos te orientarán en tus pasos por el mundo, pero llegará un momento que serás tú el que guíes tus pasos y tú el que tome decisiones.

Eso querido Teo es la libertad, nunca temas a la libertad y defiéndela allá donde estés porque no hay bien más preciado.

Teo, piensa que tú serás el dueño de tus pasos y sabrás que el camino es más agradable en compañía.

No quiero cansarte más, sólo decirte que los humanos deben caminar hacia la unión, porque los problemas que tenemos son similares y cuanto más unidos estemos será mejor para todos.

Un beso pequeño Teo de Joaquín.