Sobre Disidentes.

– Tú me dices que la razón la tenéis vosotros que cualquier voz que discrepe está equivocada.

Y yo pienso que me estás hablando del pensamiento único y en lo difícil que es aplicar la libertad de pensamiento y opinión dentro de cualquier organización.

Y tu me puedes decir que para obtener metas y resultados hay que guardar un mínimo de disciplina y unidad porque si no la idea se disipa y la meta se pierde.

Ocurre y ha ocurrido en la historia que hombres muy valiosos se han perdido por discrepar y pienso que es una pena.

También entiendo lo de la metas.

Lo que no veo tan claro es lo de que “el fin justifica los medios” porque creo que no es verdad.

Yo me siento en el teatro de la vida como espectador y tú me dices que es ésa una postura muy cómoda y yo te lo confirmo.

Pero debes de saber que soy débil y sensible a las decepciones y quizás por eso me mantengo un poco alejado por miedo a los sinsabores y disgustos.