La Ley

-Tu me dices que todo está bien, que no me preocupe que los problemas que hoy se ven enormes mañana ya no son tan amenazantes, que duerma que después del sueño las cosas se ven de otro modo.

Pero yo pienso que me lo dices para ayudarme porque sé que quieres mi bien y te preocupas por mi, pero yo no puedo dejar de pensar en nuestros hijos y en el invierno que se nos viene encima.

Primero fui yo y luego tú, nos fuimos quedando sin trabajo uno tras otro y pasamos uno tras otro al paro.

Ahora se acabaron las prestaciones y al no poder pagar la hipoteca nos echan a la calle.

¿Qué podemos hacer con nuestros niños?

¿Dónde iremos a cobijarnos del frío y del hambre?

¿Pueden existir leyes que consientan éstas situaciones?

¿Dónde está la justicia?

Nosotros nos mantenemos unidos porque nuestro amor ha pasado siempre todas las pruebas.

Nuestros pequeños preguntan y hay que darles respuestas.

Ya los veo………se están acercando…vienen a echarnos a la calle.

¿Acaso no seria legal esperar armados para defender el hogar de nuestros niños?

¿Acaso sería ilegal que unos padres dieran la vida por sus hijos?.