¿Y si me olvido de todo?.

-Me encuentro triste porque nada de lo que me rodea parece funcionar.

Y eso no sería motivo para estar triste, porque el estado de ánimo en muchas ocasiones va por un camino distinto de los problemas que nos rodean.

Pero el ver como aparece el desánimo y la falta de ganas de afrontar los problemas, va acumulando las cosas sin resolver y veo que todo puede terminar en una depresión.

La depresión, eso que todos conocemos y que nadie puede medir su profundidad.

En unos puede quedarse en tristeza y en otros sumirlos en un pozo de oscuridad dónde nada se puede afrontar y dónde cualquier cosa por simple que sea puede pesar toneladas.

Pero no me asusta, conozco al enemigo, son muchos años conviviendo con él y puedo decir que nos comunicamos de tú a tú.

Lo malo, que decida quedarse conmigo mucho tiempo, porque en ése caso tendría que olvidarme del mundo y de cualquier actividad.

Ahora pienso en el 11-M y me pregunto ¿tendrá algo que ver con mi estado de ánimo?.