Un día apacible.

-Me he subido a ésta roca para ver el paisaje de éste lugar, la carretera la tengo a mis pies y veo como desde lejos y en varias curvas los coches se acercan y pasan.

Éste lugar es agradable, vengo observando un par de águilas que marcan sus círculos y planeos en el cielo y a veces imagino que en cierto modo me están enviado un mensaje.

Sigo por el camino y veo los ganados de vacas pastando apaciblemente, un vecino me saluda.

Es como si hubiera llegado ayer mismo y sin embargo son muchos los años que vengo visitando éste lugar, pero son tantos los caminos y los paisajes que se pueden observar que en numerosas ocasiones pienso que acabo de descubrirlo.

La águilas siguen en el cielo describen un círculo sobre mi y se alejan poco a poco hasta perderse.

Mi perro explora los alrededores y de vez en cuando al llegar a un cruce de caminos se para y me mira esperando que dirección seguiré.

Una serpiente cruza el camino mi perro la sigue.

Cuando llegue la noche y levante mi mirada al cielo veré esa multitud de estrellas y a la luna que me están preguntando ¿que tal el día? y luego añaden, descansa tranquilo nosotras velaremos tu sueño.