Confidencias.

Sabéis en ocasiones necesitamos comunicarnos hablando de cosas personales.

En éstos tiempos es fácil con las redes sociales.

También si tenemos un blog.

Yo me abrí éste blog para comunicarme con el mundo y con vosotros.

Y lo he ido llenando de lo que se me ocurría.

Y resulta que me ha sido de gran ayuda.

Os lo recomiendo.

Es como tener un lugar íntimo donde confesarte y dónde el mundo puede ver tu confesión.

Porque existe la lectura entre líneas para poder llegar un poco más allá.

Creo que en los escritos de éste blog se puede seguir el camino de mi mente y de mi intimidad.

Os lo recomiendo a tod@s.

Merece la pena.

¡¡haceros un blog!!.