Buena compañía.

Queridos amigos me llamareis pesado pero de siempre la compañía de mi padre me inspira.

Y tengo ganas de escribir.

Aunque no sepa claramente que quiero contaros.

Quizás no quiera contar nada concreto.

Y sin embargo si quiera agradecer algo.

Agradezco al mundo que mi padre aún esté aquí con nosotros.

Y deseo que siga aquí mucho tiempo.

Si faltara lo echaría mucho de menos.

El dolor de las pérdidas se supera.

Pero las faltas de la presencia del ser querido puede ser muy dura.

Por éso doy gracias porque sigue aquí.

Y a vosotros por estar ahí.

Abrazos queridos amig@s.