El trabajo y los frutos de la tierra

Foto de Joaquín Sarabia 

Obtendrás el pan con el sudor de tu frente

El pecado original condenó a los hombres y mujeres al trabajo

Eso nos dicen los libros sagrados.

La tierra es generosa

Si la trabajas

Si la siembras

Y la riegas

Ella te da sus frutos.

Y así ha sido siempre.

El trabajo fue una condena en su origen

Pero ahora se ha convertido en un bien deseado

Un bien deseado por muchos

Y los gobiernos luchan por conseguir más trabajo para los desesperados parados.

Ahora Dios tendría que decir

“Te condeno al paro eterno”

Y ése seria un terrible castigo.

Será cuestión de milenios

El tener uno u otro punto de vista.

12 comentarios en “El trabajo y los frutos de la tierra

  1. Dichoso aquel que puede recoger los frutos que el sembro pues como tu dices la tierra es generosa y dichoso tambien el que conserva su trabajo ,bien necesario y que ahora escasea .Un abrazo querido Joaquin ……..Y que gozo da recoger lo que uno sembro ,sabe mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .