El Camino.

Siento ser tan limitado, a mi me gustaría ser de otro modo, que nada se me escapara y poder corresponder adecuadamente, pero ya ves , soy así.

Trato de ver claramente, percibir la realidad, pero las brumas interiores me tienen retenido en un mundo confuso en dónde abunda la oscuridad y los miedos.

Mis sentimientos están presos y no se manifiestan, y estoy cargado de odio y rencor, aunque en apariencia y por miedo no lo manifieste, y aparezca como un cordero bueno lleno de inocencia e incapaz de hacer el más mínimo daño.

Tú conoces de mis estallidos de locura, en los que desvarío con cosas ininteligibles, y en los que puedo poner en peligro mi integridad arriesgándome en mundos tenebrosos, obligándote a cuidar de mi, a protegerme, a proporcionarme tratamiento médico, porque lo que expreso sale de las profundidades oscuras de nuestro ser más temible, y siente tú, tanto miedo como yo.

Por éso el camino no es sencillo, hay que ir poco a poco, paso a paso para ver, para entender, para comprender que es normal pensar, que es normal sentir cosas oscuras y agresivas y sobre todo que no es lo mismo pensar que hacer.

Sabes, ahora lo que más me preocupa es el pensar en los hermanos que comienzan éste camino, la vida es un camino y cada uno debemos recorrer el nuestro.

Yo, trataré de poner señales, de dar pistas que puedan ser percibidas por otros, es en definitiva nuestra obligación, porque lo importante está en hacer el viaje, ése que no acaba ni siquiera con la muerte.

Somos los eternos viajeros, vamos en la enorme nave Tierra y nos acompañan otras especies, y todas las especies estamos emparentadas, y todos somos Polvo de Estrellas.

Sabes, la mente, el cerebro, lo conocemos demasiado poco, tampoco conocemos lo suficiente a los animales.

Ésto que digo es no decir nada, pero a veces cuando en una noche oscura y clara, levanto la mirada al cielo y veo ése enorme número de estrellas me pregunto ¿en cuantos Universos vivimos?, porque dentro de cada uno también llevamos un Universo, y por éso somos tan complejos.

No valen palabras bonitas, los sentimientos no atienden razones, pero yo creo en nosotros los humanos y quizás en un futuro consigamos construir un mundo habitable y justo para todos, será difícil y la lucha exige mucho esfuerzo y fé, yo trataré de esforzarme por mejorar junto a ésos otros que con su ejemplo, y en todos los campos, nos animan a seguir.