Crisis.

Desde el punto de vista económico y simplificando las cosas, podemos decir que en éste mundo hay dos tipos de políticos, los que piensan que las personas están por encima de los recursos, y los que piensan que lo importante es tener recursos.

Unos emplean la riqueza para atender a las personas, e incluso están dispuestos a endeudarse para no dejar de atender las necesidades de los ciudadanos.

Luego están los que piensan que por encima de las personas están los recursos, y éstos son los que tienen la prioridad de sus políticas.

Y las mayorías, los ciudadanos de a pie, pensamos que deben de haber términos medios y que se pueden tomar medidas que sin malgastar los recursos, éstos sean adecuadamente administrados para atender las necesidades más importantes como prioridad, y ahorrar allí dónde pueda hacerse.

Pero no parece tan sencillo, porque todo éso se amasa junto a la naturaleza humana que es egoísta, y deseosa de poder, sobre todas las cosas.

Hay algo que se llama libertad y Democracia, y una está unida a la otra, y no deberíamos tener miedo a la libertad (nuestra libertad), para mejor utilizar la Democracia.

En España por ejemplo, hay muchos sitios en dónde se podría ahorrar en éstos tiempos de crisis, y sin embargo no se hace.

Hay muchas duplicidades de funciones en nuestras Comunidades Autónomas que podrían suprimirse, y ahorrar muchos recursos.

También parece que las funciones de las Diputaciones podrían ser asumidas por las Comunidades y eliminar ésas Diputaciones en todo el territorio, ¿porqué no suprimir Ayuntamientos pequeños y agruparlos en otros que atiendan a más habitantes?, éso también supondría un ahorro importante y se ha hecho en otros países europeos, ¿porqué no suprimir ésas embajadas que las Comunidades Autónomas tienen en el extranjero?, son millones que también se pueden suprimir, ¿qué pasa con la televisiones Autonómicas que son un chorro de dinero público que también se podría ahorrar?, sin olvidarnos del fraude Fiscal que supone miles de millones.

Éstos son algunos lugares en dónde podríamos ahorrar.

Sin embargo todo éso es olvidado por los gobiernos que se preocupan más por facilitar el despido de los trabajadores, bajar las pensiones a nuestros mayores, recortar sueldos y reducir el gasto en servicios tan importantes como la Sanidad y la Educación.

Yo, no entiendo de nada y quizás por éso no alcanzo a comprender cómo los políticos no atienden éstas cuestiones ¿acaso no entienden o están atados por intereses poco confesables?.

Amigos, en Democracia los ciudadanos siempre tenemos un papel importante, pero lo más importante es utilizar nuestra libertad para informarnos y luego actuar por lo canales que la legalidad nos otorga, en éste Occidente Democrático.