Compañeros.

-Si quien tiene un amigo tiene un tesoro ¿qué tiene el que cuenta con buenos compañeros?.

Tanto una cosa como la otra es importante.

Sentirte arropado, protegido y querido no tiene precio y si la “empresa” merece la pena por su comportamiento, todo es bueno y merece la pena.

Yo siempre he tenido tan buenos compañeros que hasta me he permitido meses de baja laboral, meses de reposo y ahora llevo unos años descansando.

¿Acaso de ése modo podemos quejarnos de la vida?.