El Psicópata

-Escúchame no sabes lo que pienso de los humanos porque si lo supieras sentirías terror. Sabes todo en ésta vida está regido por el interés todos quieren tener más, la rivalidad les lleva a hacer cualquier cosa por hundir al contrario, por ocultar sus méritos y sólo hace falta un empujoncito para llegar al crimen. Los humanos son malos, egoístas y ambiciosos por ambición son capaces de cualquier cosa. La capa de bondad sólo está para entenderse superficialmente pero detrás de ésa capa viven pensamientos y deseos inconfesables. Sabes mi vida es un infierno no tengo paz y los recuerdos me atormentan continuamente no tengo razón para vivir porque ni creo ni puedo creer en nada, nunca sentí afecto mis sentimientos fueron aplastados por toneladas de escombros procedentes de mi propio ser, escombros producidos por el olvido y maltrato sufridos desde la más tierna infancia. No tengo pasado porque quizás el fijador de la memoria sean los sentimientos y yo no recuerdo haber recibido ni dado afecto nunca, por éso las palabras amor y entendimiento no existen para mi las borré hace siglos desde mi nacimiento y quizás desde mi concepción. Sólo siento odio un odio atroz hacia todos y hacia todo y mi único deseo el más genuino el más auténtico es el hacer daño, causar sufrimiento porque sabes la venganza existe y yo sólo pienso en términos de venganza.

No conocí madre no conocí padre y la palabra hermano no existe para mi, por éso cuando me hablas de reinserción, de recuperación para la sociedad yo no le encuentro sentido. No sabéis hasta dónde puede llegar el desamor el desconocimiento del afecto y es mejor que nunca lo sepáis, no espero redención no pido piedad pero sabed que soy totalmente consciente de mis actos, yo no soy como vosotros falsos hipócritas que incapaces de ver la cruda realidad la ocultais y disfrazados de humanidad y caridad venis a ayudarme,  sabéis no necesito vuestra ayuda porque os desprecio y si pudiera poseer la gran bomba atómica no dudéis que la utilizaría para acabar con todo y con todos.

-Sabes creo que estás herido y con una herida tan profunda que hoy por hoy es complicada de tratar. Yo también he sufrido pero quizás la diferencia entre tú y yo esté en que yo si tuve madre que me amó y un padre y hermanos y ése sentimiento cálido de compañía lo sentí aunque fuera durante un corto espacio de tiempo el suficiente para ver y entender la palabra hermano, para ver y entender el sufrimiento de otros cosa que tú eres incapaz de ver ni siquiera de imaginar. Debes saber que existe la palabra responsabilidad y cada cual somos responsables de nuestros actos y tú lo eres de tus crímenes. Sabes que eres un peligro para la sociedad y comprenderás que la sociedad te mantenga encerrado. Yo la pregunta que te hago es muy sencilla ¿cómo estarias mejor encerrado para siempre o dejando ésta ingrata vida para encontrar el descanso en la otra?.

-Mira si me manteneis encerrado vosotros lo llevareis mejor porque no cargareis con la muerte de nadie, pero sabed que mi única razón de vivir es encontrar una oportunidad para causaros más dolor, por lo que os recomiendo que mantengais las puertas bien cerradas.

-Te agradezco tú sinceridad, quizás en el futuro alguien pudiera llegar a ti en éstos momentos es imposible, yo no me rendiré y seguiré en mi lucha porque quiero creer que todo humano puede ser recuperable, pero conozco mis límites y sólo puedo desear que te sea soportable tu vida porque me resisto a pensar que seas tan despiadado de no sentir el más mínimo arrepentimiento.