El Jardín

-Querido amigo tienes un jardín muy bonito y frondoso y sé que en él habita un tigre espléndido y bello como el sol, es rey del día y su nobleza es grande. Te propongo un juego amigo, yo también tengo un tigre, el mío es bello como la luna, es rey de la oscuridad astuto, taimado y hábil. Yo te pido introducir mi tigre en el jardín y ver quién vence si tu tigre de la luz o el mio de la oscuridad.

-Amigo sabes que no tengo opción y sólo puedo aceptar tu apuesta, sea pues, mañana al amanecer introduciremos tú tigre en el jardín por la puerta de poniente.

La brisa acariciaba los árboles y las flores perfumaban el aire con sus fragancias en aquel lugar profundo del jardín, el tigre de la luz se movía entre la espesura y llegó al claro allí de repente se elevó la cabeza de una enorme cobra real negra y brillante como la noche. La cobra de la oscuridad lo miró fijamente y dijo -Has venido, si no lo hubieras hecho mi dolor seria insoportable -Querida mía ¿qué haria yo sin ti? mi vida está ligada a la tuya y nada tendría sentido, desde que te vi sólo pienso en ti.

Y así el tigre de la luz y la cobra de la oscuridad sellaron su amor y desde ése día caminaban juntos y vivían su pasión.

Y sucedió que en el otro extremo del jardín había otra pareja unida por los lazos del amor y la pasión, el tigre de la oscuridad y la cobra de la luz estaban unidos por lazos que nadie podía romper -Escúchame amado mío no podéis enfrentaros, no soportaría que algo malo te sucediese, mira repartiros el jardín que él ocupe el norte y tú el sur, tu cazarás en el este y él lo hará en el oeste pero por favor no derrameis vuestra sangre.

Las cobras hablaron a sus tigres y su amor hizo el milagro, se dividieron el jardín de norte a sur y de este a oeste u así pasaron los años y las generaciones………..

-Amigo has visto nuestros tigres viven en paz y respetan los límites, a mi éso me suena a milagro, pero bienvenido sea no hay vencedores ni vencidos y la paz reina en el jardín.

-Amigo mío quizás olvidaste un factor importante, te olvidaste del factor femenino tan poderoso e importante como el masculino y no reparaste que en la libertad se desarrollan todas las cualidades venciendo siempre el amor.

-Vivan pues el Amor y la Libertad

-Asi sea por siempre.