La Muerte

-Llevas todo el tiempo con nosotros, nos visitas regularmente y siempre que vienes te llevas a alguien contigo. No haces distinción entre jóvenes o viejos, mujeres u hombres y tus formas son variadas o eres natural o eres un accidente o te disfrazas de enfermedad. Dime ¿porqué te sientes tan ligada a nosotros? es más ¿tienes otra actividad que no sea el llevarnos a ése lugar desconocido y eterno?.

Amiga muerte a veces sucede que pensamos en ti como enamorados de la oscuridad y te llamamos llenos de pesimismo y queremos que nos lleves de éste mundo, pero la mayoría de las veces lo hacemos en momento puntual que luego se olvida, pero nos ayudas. Sabes muerte el pensar en ti el pensar en el suicidio puede ser una buena terapia para salir de un apuro. Pensamos en ti te deseamos y como existes de verdad tú realidad nos sirve de refugio de consuelo en momentos críticos, luego no pensamos en ti y seguimos viviendo, respirando hasta que al final tú siempre vences y nos recoges en tus brazos en el sueño eterno donde no viajan los cuerpos sólo lo etéreo lo sin forma, lo que llamamos espíritu y que en realidad no sabemos lo que es y aquí se quedan los huesos los tejidos, el cerebro y todo el cascarón. Amiga dime ¿qué te llevas contigo? porque todo lo que se ve lo dejas aquí y te llevas lo invisible de cada uno, lo que no ocupa lugar ¿o si ocupa lugar?.

Eres poderosa compañera porque aunque no te veamos es evidente que estás presente y no paras en tú actividad ningún día, habiendo temporadas que se te acumula el trabajo de forma extraordinaria con cientos, miles de cadáveres, debes tener un buen grupo de ayudantes, lo que no sabemos es pintarte una cara una expresión porque la que te hemos pintado no me satisface, ya sabes que eres negra y no tienes rostro aunque se te imagina uno terrorífico y se te pinta como mala, cuando yo pienso que no tienes que ser tan mala, creo que tu labor es la del funcionario encargado de la limpieza o actualización de seres. Porque todos queremos vivir ¿pero qué seria de nosotros si viviéramos eternamente?, te imaginas a los mismos mandando siempre y creando estructuras represoras para mantenerse a toda costa en la cima del poder.  En ése caso la vida seria tremenda y estaríamos estancados, la vida no seria lo que es, y las sociedades no cambiarian o si lo hicieran los cataclismos que provocarian los cambios serian tremendos y entonces tú trabajo te rebasaría con tantos y tantos muertos.

Compañera yo te pondría un rostro más amable porque en realidad lo eres, vienes a recogernos cuando ya casi te llamamos por lo cansados que estamos, tanto en la vejez como en la enfermedad nos sentimos cansados y tú nos socorres dándonos el descanso que deseamos. Amiga tú rostro seria bello pero con una expresión un poco enigmática para nosotros pero no para ti que sabes lo que nos espera, ya sé que es tontería preguntarte que hay detrás de ti porque no responderias quizás porque somos incapaces de entenderlo y quizás porque ya hemos inventado todo tipo de combinaciones de vida después de la vida, de paraísos de ultratumba y de infiernos, incluso también hemos pensado en reencarnaciones, por éso no te lo voy  a preguntar, dijeras lo que dijeras todo seguiría igual, pero sólo respondeme a una cosa ¿no estás cansada de la eternidad?.

-Querido humano has estado cerca muy cerca de mi en alguna ocasión y sé que no te he asustado si no que más bien me veias como un remedio, por éso voy a tratar de contestarte. Has de saber que mi naturaleza no es humana, yo no siento ni pienso como tú, la razón de mi existencia es la de acompañar, porque si bien aparezco en el momento final yo no soy ni la inventora ni la causante del fallecimiento, yo sólo acompaño en el momento final y debes saber que aunque me llamáis muerte seria más exacto llamarme acompañante postrera, yo no doy la puntilla ni os remato en vuestros últimos momentos si no que aparezco cuando la vida sale de vuestros cuerpos porque debéis saber que la vida es niña y está perdida y yo vengo a acompañarla en un viaje que ella sola no podría realizar.

Amigo mío llevo mucho tiempo existiendo pero mi concepto del tiempo es distinto del tuyo y lo que ahora estoy viviendo lo siento como nuevo y aparece ante mí como novedad, una novedad tan extraordinaria como la de comunicarme contigo cuando todavía no te voy  acompañar en el último viaje.

-Muerte siempre he pensado que eras más amable de como te pintamos.

-Vivo, yo siempre he sentido simpatía por todos vosotros.