La Libertad

Nuestro sueño se llama libertad y por la libertad lo damos todo incluso nuestra vida.

“Libertad Libertad cuantos crímenes se han cometido en tu nombre”.

Nuestra historia toda nuestra historia es una lucha continua en busca de la libertad.

Venimos de la noche de los tiempos de la oscuridad y con los ojos bien abiertos hemos observado lo que nos rodea, ojos, gruñidos, viento, sol, estrellas y hemos seguido mirando y observando y unos a otros nos hemos avisado -mira de ésto no tengas miedo- y hemos caminado por los siglos por los milenios y siempre un poquito más libres.

¡Oh hermanos! mirad la naturaleza y luego decidme ¿cómo la veían los primeros humanos? y nos damos cuenta de cuantos temores cuantas supersticiones cuanta esclavitud hemos pasado y seguimos pasando.

Por éso hermanos la búsqueda de la libertad es nuestra principal búsqueda y siempre a más temor menos libertad. Y nos miramos a nosotros mismos y nos decimos -yo necesito más dinero para ser más libre- y nos equivocamos quizás quisiéramos decir – yo con más dinero haría ésto o lo otro- pero no por tener más dinero eres más libre porque la libertad pertenece al patrimonio del espíritu y nunca seremos lo suficientemente libres porque siempre estaremos atados a nuestro tiempo y nuestro tiempo es otro eslabón de la cadena de la vida, pero hermano sigue buscando y pregunta porque poco a poco somos más libres.

Democracia gran palabra para la convivencia de todos, con más cuota de libertad para cada uno. El conseguir ésa palabra ha costado milenios y siglos de búsqueda y por fin la tenemos entre nosotros, es nuestra obligación mantenerla viva y plena de significado, simplemente por respeto a los hombres y mujeres que nos han precedido. Debemos considerar la Democracia el mejor regalo de nuestros padres y de los padres de nuestros padres. Las normas de convivencia que se redactan en democracia siempre son más justas para todos. ¡Mantengamos la Democracia fresca y viva es nuestro deber!.

¿Y la libertad personal? ¡Oh hermanos!  no me preguntéis por la libertad personal porque yo aún estoy en el camino y a veces estoy cansado y otras me despierto lleno de energía y miro el paisaje y me digo ¡ que bella es la naturaleza! y luego sigo caminando y veo que sigo atado a mi pasado y ése pasado tira de mi hacia atrás y trato de soltarme y avanzar y me encuentro con la barrera del presente, de mi presente del presente en el que moriré y ¡Oh hermanos! no me queda otra opción que dirigir mi mirada a los niños y gritar ¡vosotros podreis alcanzar un poco más de libertad! y sólo puedo dejar un sencillo mensaje ¡vosotros jóvenes sois los dueños del futuro! vosotros conseguireis la mayor cuota de libertad personal que jamás consiguió el hombre sobre la Tierra.

Asi sea.