El Idioma

Yo hablo un idioma, el idioma del lugar dónde he nacido y mi idioma me sirve para comunicarme, expresar mis sentimientos y decir qué pienso y cómo veo la vida y mi entorno.

Tú has nacido en otro lugar y hablas un idioma distinto del mio y los dos lo sentimos porque nos gustaría hablar el uno con el otro, y nos vemos aquí presos de signos y movimientos de manos y al final nos despedimos y nos vamos con los que hablan como nosotros, y nos preguntamos ¿porqué no tendremos el mismo idioma? y nos decimos que es una pena y nos despedimos con un apretón de manos y pena en el rostro.

Tengo que aprender idiomas para comunicarme porque a mi lo que me importan son las personas y veo a los idiomas como medios para entenderme con ellas.

Luego me entero que hay personas que valoran más el idioma “su idioma” más que el comunicarse con los otros humanos, y yo no me lo creo y me dicen que sí que los hay que quieren más su lengua que a las otras personas y les obligan a comprenderlos en su lengua aún sabiendo que pueden entenderse en un idioma que conocen todos.

Yo sinceramente pienso que éso es una novela que me están contando y no les creo, porque los humanos somos seres sociables y a todos nos gustaría poder entendernos con los demás, y pienso que también los humanos somos buenos por naturaleza y nos gusta compartir lo que hay y para repartir hay que ser iguales en derechos y obligaciones, y establecer normas, y las normas y las leyes hay que entenderlas para poder aplicarlas y es cuando hay que utilizar el idioma.

Yo les digo a todos los que no conocen mi lengua que no se preocupen si no podemos comunicarnos utilizaremos traductores, que siempre se pueden salvar las barreras si hay buena voluntad y se busca el entendimiento.

Yo me esfuerzo y estudio idiomas y en mis largos viajes por el mundo he comprobado que los hombres, mujeres y niños miran con interés y quieren entenderme y yo  quiero entenderlos porque ¡ qué seria de mi si estuviera sólo en el Mundo!, y ellos me ayudan con lo que tienen y yo les ayudo con lo que tengo. Por éso estudio idiomas por ésos ojos que miran con interés y que cuando ven y entienden sonríen con sonrisa de niños.

Amigos, los idiomas, las lenguas pueden desaparecer y cambiarse por otras y no pasa nada, sin embargo cada ser humano es único y el pobre vive en su entorno cultural y es víctima de ése entorno. Yo respeto todas las culturas y todas las formas de vida, pero odio todo lo que busque separar y crear discordia, porque aquí y en cualquier punto de la Tierra cuando un humano sufre deberíamos sufrir todos.

He aprendido idiomas porque sé que ellos también si pudieran estudiarían mi lengua para entenderme.

Pobres humanos, somos pobres y débiles y lo malo es que las muletas de nuestras distintas culturas pueden ser causa de discordia, y podemos utilizarlas para golpearnos y hasta para matarnos, por éso yo estudio idiomas para avisar y decir ¡hermanos no os golpeeis! ¿sabeis porqué? porque sois iguales y lo que os diferencia está sólo en vuestra envoltura, porque vuestro fondo es el mismo y si miráis atentamente veréis que ése fondo común es azul, azul de cielo y de paz.

Ellos miran, sonríen y callan.