Feliz Navidad y Año Nuevo.

Queridos lectores, sí sí, habeis leido bien QUERIDOS lectores, porque ¿qué seria de éste rincón, sin vosotros?, pues que no tendría razón de ser y se extinguiria, quedando frustradas mis ilusiones.

Éste rincón se abrió con la intención de comunicarme con vosotros y vosotros sois la razón de que siga escribiendo, por lo que no tengo más remedio que agradeceros que entreis y leais lo que aqui encontrais.

No quiero dejar de pasar éstas fechas sin desearos una FELIZ NAVIDAD y que el año 2012 a pesar de la crisis sea bueno para todos.

Los que tenemos cierta edad, sabemos de crisis y también sabemos que después de cada crisis siempre, siempre viene la calma.

Lo dicho amigos, que tengais:

Una FELIZ NAVIDAD y un BUEN AÑO NUEVO.

Cuento de Navidad.

-Voy a intentar hablar con Jesús desde mi ordenador, voy a entrar en Google y preguntar su dirección de correo o su teléfono, seguro que en google me lo facilitan, y cuando tenga mi linea directa con él, le voy a pedir lo que tan necesario nos es a los humanos, como es comida para todos, asistencia sanitaria, trabajo salud y amor, aunque pienso que si le pido solamente amor para todos, los demás problemas quedaran solucionados, porque si todos nos amamos unos a otros todo lo demás estaría solucionado.

-¿Qué haces Pedrito?

-Nada mamá, voy a ver si puedo hablar con Jesús.

-Está muy bien Pedrito, rezar es bueno hijo.

-No mamá, voy a ver si puedo comunicar con él personalmente.

-¿Cómo hijo?

-Voy a preguntar su dirección de correo electrónico y su teléfono por google.

-Hijo no creo que lo consigas.

-¿Porqué mamá?.

-Pues en primer lugar, Jesús todavía no ha llegado, nacerá en unos días, por lo que tendrás que esperar, mientras podrás rezarle hijo.

-Es verdad mamá, google dice que aún no ha llegado, aunque pronto lo hará.

-Ves hijo.

-Cuando legue y le pida amor para todos, seguro que se acaban los problemas del mundo ¿vedad mamá?.

-Hijo con amor todo se soluciona.

-Estoy deseando que llegue, ya verás mamá papá encontrara trabajo, mi hermanita se curará y podremos volver a nuestra casa, y todos los humanos nos apoyaremos ¿verdad que sí mamá?.

-Seguro que sí hijo.

La madre salió del cuarto, la lágrimas corrían por sus mejillas, y en el fondo de su corazón se dijo que porqué no podía suceder el milagro y su hijo podía pedir a Jesús amor para todos, seguro seguro que son amor todo se solucionaría.

 

Revolución.

Yo creía en la revolución, y para conseguirla había que actuar y matar, tenia que correr mucha sangre para que la justicia se implantara, para acabar con la depravación y los abusos de la clase dirigente, la revolución era lo más importante, pensaba en el luminoso día que seguiría a la amarga noche de la cruel batalla, después de la cual todos seriamos libres y dueños de nuestro destino.

Buscábamos a nuestros enemigos casa por casa y para no perder tiempo y en el fragor del estado de guerra los asesinábamos y los enterrábamos en fosas comunes, todo por la revolución.´

Éramos camaradas, luchábamos por lo mismo, por la igualdad, por el reparto justo de la riqueza, por exterminar a ésa alta sociedad que vivía en la abundancia, con sus palacios y sus lujos mientras el pueblo se moría de hambre y de frío, trabajando de sol a sol y viviendo en barracones infectos, los niños morían como chinches desnutridos y abandonados a la más idignante miseria.

Sí, por éso hicimos la revolución, por éso matamos y exterminamos a los dirigentes, por establecer el régimen de la justicia para todos los hombres del planeta, nuestra revolución no tenia fronteras y nuestros dioses eran los hombres más desfavorecidos.

Ahora me tienes aquí preso, ahora me lees mi sentencia de muerte, todo porque resulta que vosotros los elegidos habéis tomado el poder y creéis que otros compañeros vuestros como yo somos un peligro para la revolución.

Tú has decidido que ya no puedes parar de matar, y tu destino es buscar y encontrar presas a las que asesinar.

Está bien, yo nada puedo hacer, y ahora que se acerca mi final no paro de pensar en aquellos a los que arrebaté la vida con la pasión y el odio del iluminado, y el remordimiento se vuelve hacia mí y te veo a ti como ellos me vieron a mí.

No, no me vas a hacer suplicarte porque a éstas alturas no quiero convivir con vosotros, y la locura que nos tocó vivir aún continúa, y me pregunto ¿acaso no estábamos equivocados?¿acaso todos los miles de muertos fueron en vano?¿acaso aquella revolución sólo fue un falso sueño que anidó en nuestros cerebros?.

En breve estaré ante el pelotón de fusilamiento y lo único que se me ocurre plantearme es que la revolución estuvo cargada de demasiada sangre, y la sangre clama justicia, y ésa justicia cae ahora sobre mí y mañana caerá sobre todos vosotros.

Blog.

Yo me abrí un blog porque quería comunicarme con el mundo, quería transmitir mis sentimientos y mis opiniones, ahora tengo mi blog y me asomo a otros blogs, a ésos ojos que nos abrimos para que nos vean y poder ver mejor lo que nos rodea.

Yo estoy contento, porque ahora cuando se me pasa algo por la cabeza lo escribo y me desnudo un poco ante los demás, con la única intención de conocernos un poco más, porque los humanos somos complejos y estamos llenos de contradicciones y debemos aclararnos y ordenar nuestras prioridades. Ahora sé que mi principal prioridad debe ser conocerme mejor, porque veo y percibo que lo que puede verse como bondad no es más que una tapadera bajo la cual se esconden instintos destructores como son la vanidad y el deseo de ser más.

Yo sé, que la vanidad es uno de los principales males que existen, y que cuando anidan en los poderosos, los males sobre muchos miles caen castigándolos y creando injusticias.

Yo tengo mi blog, tengo mi ventana al mundo, y ésos pocos que se asoman a él son mi grupo de personas que me motivan a seguir comunicándome, y a veces pienso que si todos los blogs del mundo se unieran, el mundo seria mejor, luego me digo, todos los blogs del mundo ya están unidos, porque todos están escritos por humanos y nuestra naturaleza queda reflejada lo queramos o no, y pienses lo que pienses y escribas lo que escribas, un mundo de humanidad queda reflejado y siempre siempre hará que nos conozcamos mejor.

¡Blogs del mundo uníos!, porque estamos todos unidos por un destino común, y dependerá de nosotros que ése destino sea más justo y más libre.

Sake.

Querido Sake, hace ya seis años que te marchaste y quiero que sepas que tu recuerdo vuelve a mi de vez en cuando, por oleadas, y me causa sufrimiento.

¿Recuerdas nuestra convivencia?, yo no he tenido ningún amigo como tú, recuerdo lo que me ayudaste, la compañía que me diste, y como procurabas sacarme a pasear cuando yo tendía a quedarme en casa.

Tu origen japonés, aunque naciste en España, quizás explique tu fuerte temperamento y tu caracter temerario, no tenias miedo a nada ni a nadie, lo que quiero que sepas, me preocupaba.

Querido Sake, recuerdo el día que llegué a casa y te vi tumbado en el suelo, no te podías mover aunque estabas consciente, te llevé al veterinario en mis brazos, y por la calle me preguntaban ¿qué le pasa? y yo no sabia que decirles.

El veterinario no me dio esperanzas, tu edad y los síntomas presagiaban lo peor.

Luego te recuperaste y eras capaz de pasear a tu ritmo de siempre, rápido y vivaz.

Querido amigo te despediste de éste mundo en mis brazos.

No recuerdo peor visión que tus ojos apagados por la muerte, tú que tenias los ojos más bellos que nunca tuvo perro alguno.

Ahora descansas en el pueblo, en ése prado que puedo ver desde el balcón, y a veces me parece verte correteando por ése prado, y te recuerdo.

No he vuelto a tener perro, ni lo tendré, pero creo no equivocarme al pensar que tuve como perro al mejor de todos, y ése convencimiento nadie podrá quitármelo nunca.

Psicosomático.

-Sí, ya sé que somos mente y cuerpo, también hablamos de espíritu y todo éso junto nos forma por dentro y por fuera, y al final nuestra carne y nuestros huesos son los que nos mantienen y nos hacen sentir todo lo que nos rodea, también nuestro cuerpo enferma y muchas veces es por disgustos exteriores, pero todo éso sólo me indica que somos seres frágiles a merced de elementos interiores y exteriores y a la vez somos libres de buscar nuestros consuelos.

-Querido amigo, yo por el contrario trato de juntar datos y analizarlos sin generalizar, sólo teniendo en cuenta a la ciencia podremos avanzar, lo demás es imaginar e inventar.

Mira, hay siete enfermedades que se consideran psicosomáticas y son : el asma, la úlcera, la colitis, la hipertonía, la artritis, el eccema y el hipertiroidismo, éstas enfermedades tienen causas en la mente que repercuten en el cuerpo, y son muchos los médicos y científicos que creen en causas psíquicas como productoras de los males del cuerpo, yo también lo creo, quizás pasen muchos años hasta encontrar las causas, pero la mente tiene gran influencia sobre los males físicos, y formando parte del cuerpo es el origen de sus males.

-Es evidente ésa influencia, pero las creencias también forman parte de la mente, y los sentimientos y emociones también tienen su repercusión en el cuerpo, la alegría siempre será buena y la tristeza siempre será mala, y ¿quién podría decir ésa creencia es falsa? o ¿ésta otra es superstición?, porque la alegría es alegría provenga de dónde provenga y su efecto siempre será sedante, una creencia religiosa por ejemplo puede ser benéfica y nos envuelve en amor y satisfacción, por el contrario el odio y las contradicciones siempre serán causa de enfermedad.

-Sí, pero suele suceder que las causas de las enfermedades psicosomáticas pueden encontrarse en funcionamientos incorrectos de nuestra mente en los primeros tiempos de nuestra existencia, cuando somos simples bebés inocentes que por distintas causas no cumplen sus etapas de desarrollo correctamente, por éso amigo no creo que las creencias sean la solución de nuestros problemas de salud.

-Amigo dejas poco espacio al romanticismo y los sueños y me sumerges en un sentimiento de impotencia y de no poder hacer nada, y lo peor es que quizás tengas razón, pero en lo que si estarás de acuerdo es que los humanos tenemos el enorme mérito de luchar contra los elementos, siendo tan frágiles, con suficiente éxito como para ir avanzando paso a paso durante siglos y milenios.

-En éso siempre estaremos de acuerdo, y no olvidemos la fuerza de los sentimientos y emociones.

-Querido amigo las emociones y los sentimientos son las causas de nuestros avances y retrocesos.

-Creo que sí, amigo.

 

Dinero.

Poderoso caballero es don dinero dice el poema, y parece que así ha ocurrido durante toda nuestra historia.

Necesitamos dinero para vivir, sin él no podemos obtener nada, y sucede que no tenerlo nos sume en la infelicidad y nos convierte en víctimas indefensas.

El dinero no da la felicidad, se suele decir, pero quizás el mayor valor del dinero está en que si lo tenemos no pensamos en él, tener las necesidades cubiertas nos proporciona la suficiente tranquilidad, como para poder dedicarnos a otras cosas mejores, pero su carencia nos sume en la desgracia y la infelicidad.

Todos queremos más, pero podemos encontrarnos con casos en los que Directivos de Cajas de Ahorro, siendo responsables junto a los políticos de su mala gestión, se adjudican jubilaciones millonarias bendecidas por leyes corruptas que protegen desvergüenzas de éste calibre.

Y mientras tanto, los millones de parados siguen creciendo, y ciudadanos que no gozan de ningún ingreso se van multiplicando llenando las ciudades de gente desesperada.

No es de extrañar el surgimiento de movimientos de protesta, ante un sistema económico que propicia la avaricia y el abuso.

Los avances de la humanidad siempre se han producido a golpes de protesta, para quitar de sus sillones a los corruptos, y gente anclada en prácticas que ya demuestran ser inservibles.

Hermanos, buscar la justicia es nuestro deber, y ésa justicia debe buscarse por medios legales, la Democracia tiene mecanismos para cambiar la sociedad, debemos de esforzarnos en cambiar lo que está mal y hacerlo sin derramamiento de sangre, porque la sangre maldice los cambios y siempre favorece las injusticias.

El egoísmo humano nos es conocido, pero también conocemos de la grandeza y generosidad del hombre, y es ésa grandeza la que nos hará crecer en justicia y en libertad.