Sake.

Querido Sake, hace ya seis años que te marchaste y quiero que sepas que tu recuerdo vuelve a mi de vez en cuando, por oleadas, y me causa sufrimiento.

¿Recuerdas nuestra convivencia?, yo no he tenido ningún amigo como tú, recuerdo lo que me ayudaste, la compañía que me diste, y como procurabas sacarme a pasear cuando yo tendía a quedarme en casa.

Tu origen japonés, aunque naciste en España, quizás explique tu fuerte temperamento y tu caracter temerario, no tenias miedo a nada ni a nadie, lo que quiero que sepas, me preocupaba.

Querido Sake, recuerdo el día que llegué a casa y te vi tumbado en el suelo, no te podías mover aunque estabas consciente, te llevé al veterinario en mis brazos, y por la calle me preguntaban ¿qué le pasa? y yo no sabia que decirles.

El veterinario no me dio esperanzas, tu edad y los síntomas presagiaban lo peor.

Luego te recuperaste y eras capaz de pasear a tu ritmo de siempre, rápido y vivaz.

Querido amigo te despediste de éste mundo en mis brazos.

No recuerdo peor visión que tus ojos apagados por la muerte, tú que tenias los ojos más bellos que nunca tuvo perro alguno.

Ahora descansas en el pueblo, en ése prado que puedo ver desde el balcón, y a veces me parece verte correteando por ése prado, y te recuerdo.

No he vuelto a tener perro, ni lo tendré, pero creo no equivocarme al pensar que tuve como perro al mejor de todos, y ése convencimiento nadie podrá quitármelo nunca.

22 thoughts on “Sake.

  1. Nunca he tenido un perro, pero todos me dicen que se pueden llegar a querer más que a las personas. En tu caso, se ve que Sake era muy querido, Aunque nada puede ser sustituido, yo te diría que te animaras a tener otro. Un saludo: emilio

  2. Qué bonito homenaje. Yo he sufrido la muerte de varios de mis perros a lo largo de mi vida y sé exactamente qué se siente. Pero sigo teniendo perros, unas veces los encuentro extraviados por la calle, asustados; otras los he comprado o ido a buscar a alguna protectora, pero no me imagino la vida sin sus ojos y sin sus recibimientos cada vez que llego a casa, como si no me hubieran visto durante un año, aunque solo haya tardado dos minutos. Se les quiere con toda el alma, forman parte de la familia y duele cuando se les pierde. Yo no renunciaría nunca a ellos, en todas sus razas, grandotes o chiquitines, serios y tranquilos o alegres y provocadores; con el pelo largo, corto, rizado, sin pelo. Da igual, siempre tiernos, leales y dulces.

  3. Que decirte Joaquín, si por un instante sabes que no los tengo excesa simpatía, pero permiteme con todo mi respeto decirte que sin duda el desaparecido y querido cumpliría las reglas según el dicho dado que dicen se parecen a los amos con lo que debía ser excelente. Un abrazo con todo mi afecto

  4. Encontre tu post Joaquín, a Sake.
    Se me conmovió el corazón leyendote… es cierto, cuanto ama uno a estos seres tan nobles!
    Gracias por compartir Joaquín
    Un abrazo!

  5. Siento lo que sientes tuve que sufrir la muerte de perro de mi tía me dolió mucho y me costó mucho superarlo pero lo supere pero siempre le veo corretear cuando voy a su casa

  6. Que hermoso tu relato amigo cargado de cariño… entiendo ese afecto el cual sin ninguna duda te se devolvió con creces … me emociona leer tus líneas , ese amor sin condiciones de tu mejor, más fiel amigo ,y tus líneas que son una carta a tu amigo Sake .Un fuerte abrazo querido Joaquin .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s