Año Nuevo.

Yo ya no voy  hacer ningún propósito porque siempre me pasa lo mismo, llega el nuevo año y empiezo a plantearme hacer lo que al final nunca hago, por eso en éste año no me propongo nada y dejaré que el año vaya pasando y que mi vida transcurra según vengan las circunstancias.

Quizás sólo preste atención a una cuestión sólo a una pero que por ella misma tiene más valor que ninguna, prometo tener más en cuenta a las personas, a los familiares y a esos amigos que en multitud de ocasiones tenemos se mi abandonados y suele suceder que damos por descontado que están ahí y que siempre podemos contar con ellos.

Y es verdad siempre tenemos personas con las que podemos contar y precisamente ése es nuestro principal tesoro, yo no voy a cambiar mis planteamientos pero prometo pensar más en el valor que tienen los seres a los que queremos y que en definitiva son nuestro patrimonio más importante.

He comenzado el año sumergiéndome en los recuerdos y han aparecido en ellos compañeros de juegos en película en blanco y negro, que fueron importantes y que el tiempo hizo desaparecer del escenario y ahora en la distancia me doy cuenta que nada en la vida tiene tango valor como la amistad.

Luchamos por nuestras ideas, vivimos nuestro tiempo y esos supervivientes con los que te encuentras te trasladan a otro tiempo y otro lugar y revives sensaciones, sueños e ilusiones con lo que el tiempo desaparece y nos convertimos en seres permanentes en el afecto.

Nuestro tiempo ha pasado y nada nuevo vamos a descubrir sólo una cosa permanece, el afecto que tiene su lugar en el corazón y nos convierte en seres eternos.

7 comentarios en “Año Nuevo.

  1. Es cierto: la amistad tiene un valor incalculable. En mi caso, se puede decir que es mi asignatura pendiente.

    El amar es el más bello de los propósitos, Joaquín, y no sólo los tuyos saldrán beneficiados, sino, sobre todo, tú. Fuimos creados para amar.

      • Se tiende también a idealizar la amistad. Nunca va a haber alguien que esté siempre ahí, para cuando lo necesitemos porque todos tenemos nuestras cosas y nuestras prioridades. En realidad, estamos solos. Siempre. Ésa y no otra es la condición del hombre. Nacemos, vivimos y morimos solos. A veces alguien nos acompaña, pero durante un trecho; el camino lo tenemos que hacer nosotros. Sé que es duro admitirlo ( a mí me ha costado muchísimo), pero ésa es la realidad de nuestro existir. Muchos hombres, más sabios que yo, llegaron a la misma conclusión.

  2. AMIGO JOAQUIN CUANTA RAZON TIENES, PERO A VECES ES DIFICIL CONCILIAR LA AMISTAD CON LA PRESENCIA Y ASI TODO CONTINUA IGUAL. PIENSO QUE EN LA VIDA HAY AMIGOS Y AMIGOS Y SABES QUE DECIA MI ABUELA: QUE EL MEJOR AMIGO ERA UN DURO EN EL BOLSILLO, ESTO DICHO EN VALENCIANO ERA HASTA GRACIOSO, PERO PIENSO QUE TENIS MUCHA RAZON. UN ABRAZO

  3. Una gran riqueza Joaquín tener grandes amigos y buenas amistades, es hermoso apoyar y acompaňan a quien lo necesita como también nos llena de agrado cuando es a la inversa.Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .