El Desesperado.

¡Oh amigos! la vida me ha maltratado de forma despiadada y ahora sólo quiero abandonarla, el problema es que no encuentro la forma idónea para irme de éste mundo porque no soporto más seguir con vida.

Yo vivía alegre y confiado, eso si, mentía a mi mujer sobre la cantidad de mis ingresos y poco a poco la bola de mis deudas me ahogaba más y más hasta llegar un momento en el que ella lo descubrió, descubrió que no sólo no tenia dinero si no que mis deudas eran enormes, y entonces me abandonó.

Y duele que sólo estuviera conmigo por mi dinero pero me dolió mucho más que ése dinero se lo gastaba con otro hombre con el que llevaba engañándome años, éso terminó por hundirme definitivamente.

Ahora busco la forma de irme de éste mundo y no creáis que es algo fácil de conseguir pues mi primer intento fue golpear mi cabeza contundentemente, éso es un modo de acabar con la vida, yo siempre he oído éso de que murió por un traumatismo craneal y sin pensarlo dos veces comencé a golpear mi cabeza contra una sólida pared, pero para mi desgracia sólo termine con un enorme esparadrapo en medio de la frente lo que añadió una enorme vergüenza a mi ya enorme desesperación.

Entonces pensé en la muerte por inmersión bajo el agua y para ello me mentalicé y preparé detenidamente.

Llené la bañera de agua me arrodille y sumergí mi cabeza en su totalidad con el firme propósito de no sacarla hasta que la vida saliera de mi para siempre, pero ¡oh desgracia! mi cuerpo comenzó a sacudirse y al final mi cabeza salió del agua antes de conseguir mi fin ¡pobre de mi!.

Pensé que quizás no estaba lo suficientemente mentalizado e incluso que no estaba lo suficientemente desesperado, pero al final de mi meditación llegué a la conclusión de que lo conseguiría en el siguiente intento porque estaba realmente desesperado.

Cogí las llaves del coche y salí decidido hacia el garaje dispuesto a estrellarme a gran velocidad y así terminar para siempre, lo malo es que no conseguí arrancar el coche y definitivamente me derrumbe ¿que podia hacer que fuera rápido y contundente?, se me encendió la luz y rápidamente salí al balcón y sin pensarlo dos veces salté al vacío.

Ahora estoy en el hospital, me han traído unas amables personas, y me están vendando el tobillo, el problema es que vivo en un primer piso y éso es importante.

Al final he llegado a la conclusión de que mi mujer no era tan importante para mi, en realidad no nos llevábamos bien y la relación que teníamos no valía nada, en cuanto al dinero se lo he pedido a mi familia y asunto concluido, empezaré de nuevo.

En cuanto a mis fracasos de suicidio ¿podria ser que no estuviera lo suficientemente desesperado?.