Microrrelato.

Mi querida amiga Mercedes Molinero  muy amablemente me ha invitado a participar en la redacción de un microrrelato de cincuenta palabras, yo he aceptado y el resultado es lo que sigue:

-Son las cuatro de la mañana ¡por favor! ¿qué quieres?.

-Sólo decirte que te necesito, ¡no me dejes por favor moriría!.

-Mañana hablamos, sabes, sólo fué una discusión porque estaba acalorado ¡yo tampoco puedo vivir sin tí!.

-Lo sabia, sabia que no podrías irte, pero no podia dormir.

-Duerme, cariño.