El mundo y yo.

-Amigo no soy un relaciones sociales, tengo muchas lagunas en mi forma de ser, y vivo en mi mundo, con mis sueños y mis ilusiones, en realidad no aspiro a más, mis seres queridos me aprecian y estoy todo lo acompañado que puede uno desear, sin embargo siento que algo me falta.

-A todos nos falta algo, nadie lo tiene todo absolutamente, al pobre le faltará dinero y al rico posiblemente amigos de verdad, el caso es que nadie está conforme con lo que tiene, y quizás ésa sea la causa de que los humanos progresemos.

-Yo, no aspiro a tener más dinero, aunque no vendría mal, y sin embargo creo que por mis circunstancias no me he podido mostrar todo lo libre que me hubiera gustado, pero estoy en el camino y nunca es tarde si la dicha es buena ¿verdad?.

-Ten en cuenta que todos cambiamos con el tiempo, y que todos aspiramos a ser reconocidos por los que nos rodean como realmente somos, no como una imagen distorsionada que no responde a nuestra forma de ser.

-Creo amigo que mi aspiración es poder mostrarme y sentirme reconocido como realmente soy, no la imagen que me ha proporcionado la enfermedad tan larga que he padecido, y poder cambiar el simple afecto por una relación con el mundo más real, más de tú a tú.

-Yo te conozco y te recomiendo calma, mucha calma al juzgar al mundo y lo que te rodea, porque no hay nada de más valor que el afecto, y cuando éste se pierde dificilmente se puede recuperar.

-Gracias por tú consejo.

-Me lo aplico también a mí, sabes.