El Médico y el Paciente.

-Me gustaría que me dieras refugio, que me ingresaras en una celda, que no tuviera que salir al mundo y luchar con la realidad, esa realidad es muy fea y supera mis fuerzas, si fuera posible quedarme encerrado en algún lugar………

-Debes salir al mundo y lidiarlo, no hay otra opción, te parecerá horrible lo que ves, pero debes aprender que en la vida hay de todo, cosas buenas y cosas malas, y no es buena cosa esconderse ante las cosas malas.

-Amigo miro atrás y no veo nada que merezca ser recordado y en estos momentos veo mi presente y el primer impulso es esconderme……..

-Debes ver las cosas en su justa proporción, ni exagerando ni quitándole su importancia.

-Me preocupa no resistir, mi maquinaria esta un poco tocada como sabes, y siento mucho respeto a que se estropee nuevamente y deje de funcionar.

-Eso solo lo sabremos poniéndola a prueba.

-Tu que opinas ¿resistire?.

-Tienes mucha experiencia en estas batallas y la experiencia es un grado.

-De todos modos no se puede hacer otra cosa ¿verdad?.

-Verdad.

-Deseame suerte.

-Suerte amigo.

-Gracias.