El Disidente

-Te veo ahí sentado y me das la triste impresión de que te crees Dios, un dios que es dueño de todas las verdades y de que quién no piense como tú es un ser malvado y contaminado sumido en el error.

Quiero que sepas que te conozco, porque tú eres guardián de la esclavitud de los demás que viven en el error.

¿Quién te ha dado el derecho de obligar a los demás a pensar como tú? ¿el sumo dirigente acaso? ¿estás pensando que Dios te ha elegido? ¿por tus superiores cualidades acaso?.

Yo nunca te obligaría a pensar de una u otra manera ¿sabes por qué? porque creo en la libertad personal.

Que la búsqueda de la verdad debemos hacerla cada uno independientemente de los demás, que la felicidad no vive entre rejas, que la mente debe volar libre y enfrentarse a los pensamientos por oscuros que sean, para conocernos mejor para mejorar poco a poco.

Mi libertad termina dónde comienza la tuya, es el límite, es el límite que impone el respeto que nos debemos unos a otros.

Pero como decírtelo sin que te sientas ofendido, como comunicarme contigo sin que nuestras ideas choquen.

Sabes, los demás humanos también son adultos y saben pensar y nadie tiene el monopolio de lo que se debe y de lo que no se debe pensar.

Estoy aquí delante de tu mesa y tú tienes la autoridad y podrás decidir sobre mí, podrás decidir si voy a la calle o me encierras por una temporada.

Sabes que yo aceptaré tu veredicto porque podrás encerrar mi cuerpo pero mi mente volará libre incluso en la celda que me tienes preparada.

28 comentarios en “El Disidente

  1. A través de los tiempos el hombre a usado cualquier excusa para someter a los demás, desde la más tirana hasta la más noble como: la paz. Pero, amigo, ningún hombre tiene porque hacer esto.
    La capacidad de pensar y discernir es algo que nunca debemos perder, es esa capacidad la que nos muestra y nos hace darnos cuenta de estas realidades.
    Un hombre que puede discernir es un hombre que no podrá ser sometido por la fuerza. Un hombre que sabe pensar solo se someterá a lo que el elija si en dado caso decide hacerlo, esto es la libertad
    Un gran abrazo y muy buen tema.

    • Es verdad, debemos desde pequeños cultivar nuestra capacidad de pensar y razonar, para eso es muy importante poder hablar sin miedo al rechazo por lo que decimos.
      El miedo es el enemigo de la Libertad y un hombre que sabe pensar es difícil de someter como muy bien dices.
      Un Fuerte Abrazo querida Flori 🙂 .

  2. Hermoso texto Joaquín me apunto el final..

    Sabes que yo aceptaré tu veredicto porque podrás encerrar mi cuerpo pero mi mente volará libre incluso en la celda que me tienes preparada.
    Un abrazo

  3. Hola amigo, dices:
    Mi libertad termina dónde comienza la tuya, es el límite, es el límite que impone el respeto que nos debemos unos a otros.
    Y yo te digo que si todos nos respetásemos tal y como dice tu frase, se acaban todos los males del mundo.
    Ahí radica el problema.
    Me encanta venir por aqui, pero eso ya te lo he dicho muchas veces.
    Un saludo

    • Gracias amiga, sí el respeto es muy importante y empieza por uno mismo, si no nos respetamos a nosotros mismos ¿Cómo podríamos respetar a los demás?, sí ahí radica el problema como acertadamente indicas.
      Nos seguiremos visitando mutuamente.
      Un Fuerte Abrazo querida Ana 🙂 .

  4. Hola Joaquín: La verdad es que nos vamos tropezando por ahí con cada uno…Pero yo creo que esa aparente superioridad que algunos pretende exhibir, no es más que una muestra de debilidad y de inconsistencia. Un abrazo!

    • Por desgracia siempre ha sido así, encontrar líderes libres y realmente Democráticos que respeten otras ideas es difícil.
      Gracias querido amigo, deseo que todo vaya bien.
      Un Abrazo Rubén 🙂 .

  5. La libertad del hombre es sagrada, aunque ésta se emplee para hacer el mal. Fue el gran regalo que Dios nos concedió y con ella podemos amarlo, detestarlo o hasta ignorarlo.

  6. Tu escrito me ha hecho plantearme cuantas veces me siento yo al otro lado de la mesa cada día….creo q unas cuantas…. Bssss

    • Es curioso como la vida y las circunstancias nos condicionan (por ejemplo un padre enseñando disciplina al hijo) y en ocasiones nos ponemos en el otro lado………
      Gracias Piluca.
      Un Beso 🙂 .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .