Buenos detalles en Villanueva.

Una sociedad puede valorarse en como trata a sus mayores.

En Villanueva de Ávila hay una tradición.

La tarde de noche vieja se presentaron en casa tres concejales electos.

Traían dos bolsitas.

Una con la uvas contadas.

Otra con unos pastelillos de Navidad.

Mi madre política es de las mayores del pueblo.

Éstos tres concejales electos la visitaban para obsequiarla en nombre del pueblo.

La calidad de un pueblo se mide en como trata a sus mayores.

Éste detalle aunque sea una costumbre antigua dice mucho.

Dice mucho de todos.

Y los hombres podrán sentirse orgullosos mientras cuiden y mantengan éstas cosas.

Yo estaría débil pero el detalle me emocionó y me hizo creer en la bondad de los humanos.

Queridos aun estoy emocionado.

Viva Villanueva de Ávila.