Cáncer.

Yo sabia que no debía quejarme que siempre hay casos peores y a todo hay quién gane, pero comprenderás que la cuestión me afecte muy directamente.

En éste mundo siempre hay gente sufriendo, yo diría que hay más desdicha que alegrías, aunque nunca faltan y en cualquier ambiente las personas alegres que transmiten optimismo y que da gusto estar junto a ellas.

Ahora oigo nuevamente la palabra cáncer, y la oigo en una persona cercana y me estremezco, pienso que estamos rodeados de casos incurables en los que la muerte se asoma sigilosa y se planta de repente ante nosotros e inapelablemente nos dice, me lo llevo, me llevo a ésta persona tan querida para ti.

Los humanos tenemos voluntad y luchamos en batallas difíciles, pero no nos rendimos.

Nuestra batalla contra el cáncer es dura pero tiene sus progresos, hace cuarenta años decir cáncer era decir muerte y hoy en día en muchos casos logramos vencer al monstruo y lo desplazamos logrando la vida y venciendo a la muerte.

Muchos hemos probado ésta medicina y hemos visto apagarse podo a poco la vida de un ser querido, yo he tenido mi ración y vi apagarse lentamente la vida de mi madre devorada poco a poco por ése monstruo temible.

Lo peor es que te ha faltado de la compañia de tu madre, ésos años robados y el encontrarte sin ella cuando te faltaban tantas cosas por contarle,tanta vida por compartir, y todo queda en el aire, porque comprendes que la muerte es una barrera inapelable en donde ya no hay nada, porque el ser amado ya no está, y habitará desde ése momento sólo en el recuerdo.

A veces imagino que me observa, que aún protege mis pasos y que me espera en ése otro lugar dónde yo también llegaré, luego me digo convencido que son consuelos que me invento, porque no sabemos nada de ése otro mundo imaginario.

Éste monstruo me acerca mucho más a mis hermanos los hombres y me hace quererles más y abrazarme a ellos en sus luchas, en sus sufrimientos por acabar con todo lo malo que nos rodea.

Veo tan frágil al humano, veo tan a merced de las circunstancias a todos los humanos como me veo a mi mismo, y me abrazo a su causa y pienso en que debemos perder menos tiempo en disputas y odios y pensar más en lo que nos une, y centrarnos más en los verdaderos enemigos.

Maldito cáncer date por acabado, porqué más pronto que tarde te vamos a vencer.

Y se presentarán nuevos enemigos y a pesar de nuestras bajas los venceremos también.

Hermanos humanos centrémonos en los verdaderos enemigos y no les pongamos rostros humanos, porque la vida ya por si sóla trae suficientes sufrimientos como para acrecentarlos con luchas entre nosotros mismos.

Humanos del mundo uníos, porque somos demasiado frágiles como para perdernos en odios y luchas estériles.

ganaríamos mucho su supiéramos reconocer que ése humano que tienes enfrente piensa, siente y padece igual que tú y sólo te separan las costumbres adquiridas con el tiempo.

Yo nunca utilizaré la violencia con un humano porque él no es mi enemigo.

Mira al cáncer y verás que ése si es un enemigo de todos los humanos.

Luchemos contra él.

22 comentarios en “Cáncer.

  1. Tienes toda la razón amigo, no dudes que ellos están esperándonos y viéndonos, y lo mejor se feliz, ayuda a todas las personas que tengas cerca de ti, y sonríe, como dices gracias al sacrificio de mucha gente maravillosa, hoy muchísima gente le gana la batalla, y ama a todos los seres queridos que tienes cerca, para cuando nos llegue el día, irnos en paz y felicidad de haberles dicho a todos cuanto les has amado, felicidades compañero.

  2. Joaquín, bellas y entrañables palabras las que has escrito en defensa de los hombres, para hacernos comprender que no es él nuestro enemigo, sino que se encuentra en otro lado.
    También he padecido estas circunstancias que estupendamente describes: mi padre y mi hermana se fueron víctimas de esta cruel enfermedad y al perderles comprendí, que pasamos la vida enfrascados en inútiles discusiones, en vez de amarnos solamente.
    Siento Joaquín que otra pena se interponga en tu vida.
    Un fuerte y animoso abrazo

    • Dura prueba pasaste con tu padre y hermana víctimas del cáncer, ¡cuanto dolor causa ésta enfermedad!.
      Lo que no nos destruye nos hace más fuertes.
      Gracias por tu comentario Mercedes.
      Un Fuerte Abrazo 🙂 .

  3. Como tú dices, ahora hay enfermos de cáncer que se curan. Yo tengo dos casos en mi familia, pero por desgracia sigue habiendo muertes, las cuales también he vivido.
    Afortunadamente la medicina va avanzando pero hay muchas familias que sufren muchísimo. Recemos para que este mal un día sea erradicado. Y como tú dices, gastemos nuestras energías en luchar contra este y otros males y no en matarnos entre nosotros.
    Mucho ánimo. Besos
    Ana

  4. Cuanta razón tienes. El cancer si que es el verdadero enemigo. Como tu dices bien, yo tambien tengo a mi alrededor seres queridos que estan superando a la lucha. La medicina ha avanzado mucho. Siento que tu madre no lo consiguiera. Que su recuerdo ilumine a los que la quisieron. un saludo

    • Esta maldita enfermedad se resiste y sigue causando enorme sufrimiento, creo sinceramente que acabaremos con ella.
      Mientras tanto mucho ánimo a los que luchan contra ella.
      Muchas gracias Concha, los recuerdos de los seres queridos siempre nos acompañarán.
      Un Abrazo 🙂 .

  5. Es cierto lo que dices Joaquín, comparto contigo que en lugar de perder el tiempo que es la vida misma en discutir por nuestras diferencias, sería mejor tratar de aceptarnos y unirnos en combatir los verdaderos enemigos como las enfermedades, y todo aquello que realmente nos destruye.
    Creo que cuando existe la sinceridad y la voluntad de amarnos y respetarnos ninguna barrera se resiste.
    Lamento mucho lo de tu madre, pues una madre siempre hace una falta inmensa. Solo te diría que recuerdes y tengas presente su amor por ti, y así ella estará siempre presente en tu corazón.
    Un abrazo.

  6. Claro que tu madre te observa y vigila tus pasos, como cuando eras niño; y claro que te reunirás con ella cuando esta vida, que es sólo temporal, acabe. No son cuentos chinos, Joaquín; ya lo verás y lo comprobarás por ti mismo. Espero, por cierto, verte en esa vida venidera. 😉

    Somos frágiles, pero también poseemos una dignidad y una belleza que sólo al hombre, en exclusiva, le corresponde. Es, de momento, nuestro trocito de cielo y esa esperanza que debe siempre mantenerse encendida, aun cuando el panorama parezca desolador.

    Un abrazo, Joaquín.

  7. No sabía si hacerte llegar mi comentario. La familia por parte de mi padre, el mismo, mi abuelo y tres hermanos murieron todos del mismo mal. Ahora una prima hermana mía, por parte de padre no hace tanto perdió a sus dos únicos hijos por esa enfermedad. En éste caso personas jóvenes.
    Es una palbra que tenía el sinónimo de muerte, pero ahora veo que muchas personas logran mejorarse. Ví esa enfermedad desde mi niñez, alrededor mío. Sin duda que va a ser vencida.
    Creo eso sí que el peor enemigo del hombre es el hombre mismo, con su carga de egoismo y maldad.
    Joaquín, quiero que sepas que me has conmovido.
    Un abrazo.

  8. Comparto, Joaquín lo que dices sobre este “monstruo”. Lo que no entiendo es que con todos los recursos que se le dedican, no digo que se le haya encontrado una cura definitiva, pero sí me extraña que no se haya avanzado más. Un abrazo; emilio

  9. Afortunadamente el avance de la cirugía donde es accesible cura en su medida,es una enfermedad devastadora que te hace cambiar la perspectiva de muchas cosas,una madre lo más grande Joaquín y no porque yo lo sea es que nadie te dará un amor tan incondicional tan leal.Un beso Joaquin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .