El Refugio.

-Sabes, cuando las luces se apagan y todo se ve negro, cuando la luz de la esperanza no se ve, me viene tu recuerdo.

Yo sé, que ése recuerdo pertenece a un tiempo tan lejano que ya no es real, pero habita en mi memoria acurrucado en un rincón, en el rincón de las emergencias y es allí dónde acudo en busca de consuelo y refugio.

Tú estás lejos, ya ni siquiera sabrás que existí, y tu memoria y tu mente están ocupadas por otras cosas, por las cosas que te pertenecen y llenan tu vida.

Yo también tengo ocupadas mi vida con las cosas actuales, pero tu aroma me llega así, de tarde en tarde como una brisa suave, y entonces me transporto a otro tiempo y otro lugar, y durante un momento olvido mi presente y te recuerdo.

No es la primera vez que pensando en ti me invade el sueño, luego poco a poco despierto y descubro que nada ha cambiado, que éste presente no es ni tan malo ni tan bueno es sólo diferente.

Luego me levanto y comienzo a caminar, la vida sigue y mi mundo me reclama, acudo a él, para vivirlo, para plantarle cara, sé que es mi obligación y la única opción válida, no sé si venceré o seré vencido, pero así es la vida y la acepto.

Sabes, aquel pasado tuvo algo bueno, y eso bueno eras tú.

Éste presente también tiene que tener cosas buenas y eso es lo que trato de descubrir.

33 comentarios en “El Refugio.

  1. Veo la realidad que me rodea, pero mis recuerdos siempre me acompañan. Lo que sucede es que no siempre tenemos memoria para las mismas situaciones. Nos fijamos mucho en los malos recuerdos, y endulzamos los buenos.
    Preciosa y poética reflexión.
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

  2. No se pero a veces uno puede exaltar tanto un recuerdo que hasta lo desvía de la realidad, llegando a sufrir por él. A veces hay que traerlo a tierra. Otras me he dado cuenta que esos momentos cuando pasaron no los valore tanto como ahora, pasaron así como una brisa, y eso es quizás lo más dolorosos… Y entonces me doy cuenta como dices aquí que voy caminando y quizá mañana anhele lo de hoy, quizá con la misma intensidad.
    Me quedo con estas palabras tuyas “Sabes, aquel pasado tuvo algo bueno, y eso bueno eras tú.”
    Un abrazo amigo. 😉

  3. QUERIDO JOAQUIN EL TIEMPO ES UNA FORMULA FUSUCA, SI HABLAMOS DE VIVENCIAS EN EL PASDO ESTAS OCURRIERON Y FUERON EN ESE MOMENTO LA ILUSION, EL TIEMPO PASA LAS SITUACIONES CAMBIAN PERO LO QUE JICISTE ESTA EN ESE ESPACIO VELOCODAD POR ESO SIMEPRE ES PRESENTE, UN FUERTE ABRAZO

  4. En tiempos de internet, no hay tiempo para los recuerdos…y menos con la crisis. Tan agobiados estamos que no queremos ni mirar atrás.
    Pero hay que mirar de vez en cuando por el retrovisor y rescatar esas sensaciones y sentimientos “acurrucados en un rincón”

  5. Hay recuerdos que viven siempre en nosotros y afloran cuando vivimos momentos vacíos y tristes, es así la vida…
    Gracias por el honor que me has hecho de venir a mi humilde blog
    Feliz sábado

  6. Qué somos sin nuestros recuerdos. Inconscientemente, a veces necesitamos cobijarnos en nuestra memoria, nuestro refugio, trasladarnos a personas y lugares que nos resultan gratificantes. Esa bocanada de aire fresco y limpio que oxigena nuestra existencia.

    Hermoso relato.

    Un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .