El Ermitaño.

-La tormenta me ha sorprendido en ésta montaña y el único lugar de refugio que he encontrado ha sido ésta cueva en la que tú habitas, me dices que huiste del mundo y buscaste el aire puro de las alturas, tus amigos son la aves y los animales de montaña con los que compartes tu vida, pero dime acaso ¿no echas de menos a los humanos?.

-Los humanos están demasiado atados a sus intereses, de verdad te digo que éstos animales con los que comparto la montaña son más amables y desinteresados que los hombres del valle, por éso me vine aqui, en ésta montaña tengo aire puro, comparto los alimentos con los animales y me deleito con la miel que me ofrecen mis hermanas la abejas, créeme en ésta montaña puedo hablar con el Creador porque vivo más cerca del Cielo.

-Pero hermano ¿acaso no te has equivocado de tiempo y lugar?¿acaso no serías más útil en el valle ayudando y enseñando a los necesitados?, pienso que allá en el pueblo se necesitan personas como tú y creo que deberías regresar.

-Todavía no es mi momento, aqui necesito aprender de los animales y de Dios.

-Cuando llegue tu momento te recibiremos con los brazos abiertos ¡hay mucho que hacer!.

-Lo sé hermano.

17 comentarios en “El Ermitaño.

  1. Si te dijera que por momentos me iría a una cueva, a estar aislada del mundo que me rodea?
    Ser ermitaño, por el tiempo que las personas crean conveniente ayuda a encontrarse a uno mismo, saber quien somos y a donde queremos ir.
    Es sólo un pequeño comentario, tú lo has dicho todo.
    Un abrazo.
    Hasta pronto.

    • Tienes mucha razón, ayudar y que no te lo agradezcan es bastante ingrato, si se hace algo es mejor no esperar agradecimientos.
      Renunciar a las comodidades para vivir sólo en una cueva, tampoco es demasiado fácil hay que saber aguantar.
      Gracias Dolega.
      Un Fuerte Abrazo 🙂 .

  2. CIERTO, CIERTO, HAY UNA LEYENDA EN EL PUEBLO DE LA COSTERIA EN LA POVICIA DE VALENCIA, MOIXENT DE PROCEDE MAI ABUELA MATERNA QUE JAY UNA LEYENDA SOBRE UN PADRE MORENO QUE VIVIO ASI DURANTE MUCHO TIEMPO EN UN RETIRO PUES NO ENTENDIA MUYBIEN LO QUE HACIAN SUS CONCIUDADANOS, TU POST ME LO HA RECORDADO Y PIENSO QUE ALGUNA GENYE CAMBIARIA SUS STATUS ENTRE LOS DEMAS POR VIVIR UNA EXPERIENCIA ASI, UN ABRZO JOAQUIN

  3. Hoy has escrito un post muy fanciscano, Joaquín. Necesitamos aprender de todo eso a lo que damos cada día la espalda…y haces bien en recordarnoslo. Un abrazo!

  4. Que bonito! me encanto, sobre todo la parte donde le dice: “Pero hermano ¿acaso no te has equivocado de tiempo y lugar?¿acaso no serías más útil en el valle ayudando y enseñando a los necesitados?, pienso que allá en el pueblo se necesitan personas como tú y creo que deberías regresar.”
    Es atractivo ser hermitaño, claro que sí, y a veces lo somos en plena cuidad… pero la pregunta que te resalto es la gran reflexión a tomar en cuenta.
    Una abrazo amigo ,)

    • Gracias Flori, es verdad que podemos ser ermitaños en plena ciudad y rodeados de gente, en realidad hay mucha soledad en personas rodeadas de muchas otras.
      Un Fuerte Abrazo querida amiga 🙂 .

  5. Yo considero que todos en algún momento nos aislariamos del mundo,yo particularmente creo que necesitamos nuestro espacio para distintos conceptos, si también es cierto que todo en exceso es malo ya que nos solemos acomodar y es muy difícil salir se ciertas situaciones. Un beso Joaquin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .