El Regreso

-Nos marchamos creyendo de que el tiempo pasará lentamente, de que disfrutaremos de nuestra ausencia, de que el cambio de escenario nos alegrará la vida y que el cambio de actividad nos proporcionará placer.

Luego vemos de que el tiempo pasa demasiado rápido que los días corren raudos y veloces y cuando venimos a darnos cuenta es el momento de hacer las maletas y volver.

Uno piensa en los muchos que no han tenido vacaciones, la crisis los agobia y apenas si pueden sobrevivir y te das cuenta de que de momento perteneces a la casta de los privilegiados y el regreso se hace mucho más llevadero.

Durante éstos días no he perdido el contacto con mis amigos de internet, con mi pequeño portátil he podido visitar sus blogs y escribir en el mío y éste contacto ha sido reconfortante porque comprobar que repartidos por el mundo hay personas que comparten preocupaciones e inquietudes siempre es gratificante.

Volveré a mi rutina de siempre volveré a mi cotidiana actividad y en ésa actividad ocupan un lugar privilegiado los compañeros de blogs que aunque mantengamos una relación virtual es una relación con mucha fuerza que proporciona buena compañía y está cargada de sinceros afectos.

Un sincero y cálido abrazo a todos los compañeros de blogs.