Los puntos de apoyo.

Todos tenemos nuestros puntos de apoyo.

Son los lugares o las personas con las que contamos en ésta vida para afrontar los problemas.

Y así caminamos por ésta vida.

Unos tenemos más o menos puntos de apoyo.

Pero normalmente son pocos.

Son nuestra pareja, nuestra familia y nuestros amigos.

Éstos puntos son más o menos fuertes y puede suceder incluso que tengamos dos o sólo uno incluso.

Por eso no es extraño ver personas sin ningún punto de apoyo.

Y las que no tienen ningún punto de apoyo normalmente están hundidas y abandonadas.

Pueden ser incluso gente abandonada en la calle.

E incluso con problemas mentales.

Por eso no nos creamos tan fuertes porque nadie está libre de verse sin ningún punto de apoyo.

Y si nos quedamos sin ningún punto de apoyo nadie sabe lo que nos puede pasar y dónde podemos terminar.

Por eso queridos creo que debemos pensar más en los débiles.

Porque puede suceder que ése débil sea tan fuerte como nosotros.

Sólo que las circunstancias y los apoyos le faltaron.

Queridos todos somos o deberíamos ser hermanos.

Por eso comportémonos como tales.