El enemigo.

Yo he nacido aquí con vosotros.

Yo tengo vuestra nacionalidad.

Y me gusta y he asimilado vuestra cultura.

Pero ahora soy de un país enemigo.

Y tengo mi corazón dividido entre éste país y el de mis abuelos.

Ahora soy sospechoso para vosotros.

Sin embargo yo me siento integrado entre vosotros.

Pero cuando viajo en autobús o metro soy mal mirado.

Yo quiero la paz.

Quiero la paz entre mi país de origen y entre éste que es el mío.

¿Como luchar contra el odio y la incomprensión? .

Porque yo quiero la paz.

¡¡Decídmelo!!.