Un día triste.

Sabéis hoy es un día triste.

Es un día triste porque yo vivo en España.

Y en España que el nacionalismo viva es una desgracia.

Mi vida sigue como la de todos los ciudadanos, mis hermanos.

Pero por desgracia hay mala gente.

Ésa  mala gente son los separatistas.

Tienen preparadas sus medidas violentas

Y no es difícil adivinar que las utilizarán.

¿En nombre de qué?.

En nombre de figurar.

La corrupción anida en los nacionalismos.

Queridos ¿habéis visto la pinta que tienen los separatistas?.

Pues es verdad son malos son los malos.

No tienen ni una virtud y yo los aborrezco.

Queridos la historia es así de vez en cuando hay muerte en las calles.

Muerte por lo malo del humano.

La gran desgracia es que el nacionalismo y la maldad vayan juntos.

Pero tranquilos los humanos somos así.

Y no lo podemos evitar.