Los políticos culpables de todo.

Yo sé y creo que siempre tiene que haber un culpable.

En mi vida social todo lo malo que pase sé de quien es la culpa.

El culpable siempre es el político

Y en mi vida privada todos los problemas los procuran los políticos.

Siempre los problemas familiares tienen culpables.

Son mis cuñados y cuñadas.

Osea los familiares políticos.

Porque cómo va a ser culpable mi hermano o hermana, imposible.

Los culpables siempre serán mi cuñado o cuñada.

Osea los políticos.

Y en la vida pública la culpa de todas mis desgracias son de los políticos.

¿Por qué?.

Pues porque siempre tiene que haber un culpable.

Y el nombre del culpable siempre es el mismo, osea:

Político.