La cena de Navidad

A mi me gusta cenar con los amigos.

También me gusta cenar con los familiares.

Pero cambian los tiempos.

Y cambian la circunstancias.

Y no creáis que la Navidad es algo especial para mi.

Ahora la Navidad no es nada especial.

Y me pregunto íntimamente si alguna vez para mi la Navidad fue especial.

Es algo que vive en el recuerdo.

Y aunque afortunadamente cenaré acompañado.

La considero como una cena cualquiera.

Como una cena que se hace un día cualquiera del año.

Para mi no tiene sentido religioso.

Y tampoco lo tiene de otro tipo.

Creo que en éste sentido y referido a cenas Navideñas del pasado mis sentimientos están ocultos.

Deberé coger pico y pala.

Para desenterrar sentimientos de Navidad.

Ocultos por el tiempo y las ausencias.